¿Cómo hacer un resumen?

Cómo hacer un resumen
Seguro que en más de una ocasión te han dicho que deberías hacer resúmenes para estudiar, pero es muy posible que nadie se haya sentado a tu lado para explicarte cómo hacerlo.

El caso es que estudiar no se reduce a abrir el libro y ponerse a estudiar para memorizar con el fin de copiarlo tal cual en un examen, sino que para preparar un examen de forma eficaz debes leer (y releer), comprender, subrayar y ser capaz de expresarlo con tus propias palabras es el objetivo principal.

Vamos a entrar en materia y aprender a hacer un resumen. A continuación te vamos a explicar qué es un resumen, para qué sirve y, lo más importante, cómo elaborarlo con el objetivo de ayudarte a preparar mejor tus exámenes y pruebas de acceso.

¿Qué es un resumen?

Un resumen o sinopsis es un texto que permite sintetizar o reducir de forma abreviada el contenido de un libro, texto, documento o exposición oral. En un resumen solo se plasman las ideas principales o esenciales de la materia, dejando fuera las ideas secundarias o accesorias. Además, se puede incluir información adicional que ayude a entender algún concepto.

¿Para qué sirve un resumen?

La función principal de un resumen es poner en relieve el contenido más importante de un libro o apuntes para que tú, como estudiante, seas capaz de recordarlo de forma clara y sencilla a la hora de estudiar y te sea más fácil memorizarlo. Es decir, un resumen te ayudará a repasar.

A la hora de preparar una resumen, vas a tener que hacer un esfuerzo adicional a la hora de ordenar las ideas básicas de un texto o de tus apuntes, y esto te va a permitir interiorizar mejor aquello que estás estudiando.

Además, si intentas redactar el resumen con tus propias palabras, te va a costar menos expresarte a la hora de responder a las preguntas de un examen. Y ten en cuenta que uno de los principales problemas que encuentran algunos alumnos es que no saben expresar de forma correcta las ideas que tienen en mente.

Como ver, solo el proceso de elaboración de un resumen ya es una excelente forma de estudio. Si además, tenemos en cuenta que nos va a facilitar mucho las cosas a la hora de repasar, podríamos decir que es una herramienta indispensable a la hora de estudiar y preparar un examen.

Pautas para hacer un buen resumen

Para hacer un resumen efectivo que te facilite el estudio y que te ayude a mejorar tus resultados, debes aprender a sintetizar la información principal o esencial de forma breve. Es decir, en el resumen solamente deben aparecer las ideas o hechos más importantes. Por ello, es vital que sepas distinguir lo primordial entre lo que no lo es, y esto cada vez te resultará más fácil con la práctica.

 

 

Es el momento de ponerse manos a la obra. Así que coge tus apuntes, un subrayador y unas hojas en blanco o libreta. A continuación te damos 5 pasos que debes de seguir para hacer un gran resumen:

  1. Leer el texto las veces que sean precisas. No importa si tienes que volver a leer un apartado de un libro o los apuntes en varias ocasiones ya que, a veces, la materia es muy densa y es necesario hacer una o varias lecturas para comprender las ideas expuestas en el escrito. Leer el texto varias veces no es una pérdida de tiempo.
  2. Hacer una reflexión sobre lo que acabas de leer. Es decir, comprender el tema que se está tratando. Algunas preguntas que debes hacerte son cuál es la idea general, qué pone el autor de relevancia y qué no, etc.
  3. Subrayar y extraer la información relevante. A la hora de resumir un texto, este paso es crucial. Tienes que descartar las partes de texto con datos accesorios o redundantes y centrarse en lo principal. En el resumen sólo deben aparecer el contenido que sea verdaderamente importante. Es cierto que en ocasiones puede ser más complicado diferenciar las ideas principales y las secundarias. Te recomendamos tener varios subrayadores a mano de diferentes colores por si necesitáis clasificar la información, utilizando un color para las ideas más importantes y otro para las ideas secundarias. Asimismo, si fuera necesario, puedes tomar notas en una hoja aparte o en los márgenes del escrito para luego recuperarlas con más facilidad.
  4. Es muy importante que sepas expresar con tus propias palabras el asunto que estamos trabajando. Utiliza frases simples (no abuses de las oraciones subordinadas) y palabras que sean fáciles de recordar durante el examen. No sirve de nada hacer una sinopsis si no eres capaces de recordarla porque tiene términos o expresiones complejas. Además, puedes incorporar ejemplos como aclaración.
  5. Una vez que hayas finalizado el resumen, es conveniente que repases la redacción. Tienes que leer el nuevo texto una vez concluido ya que, posiblemente, quites o añadas información que en un principio te parecía fundamental y luego la consideres innecesaria o viceversa. También, tienes que comprobar que lo que hayas escrito sea compresible tanto para nosotros como para otras personas. No te olvides de revisar la ortografía y la gramática.

En definitiva, tu resumen ha de tener las siguientes características: claridad, concisión, exactitud y exhaustividad.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar tus técnicas de estudio y a obtener mejores resultados en los próximos exámenes y pruebas de acceso. Ahora, lo próximo que tienes que hacer es aplicar lo aprendido y hacer un resumen del próximo tema que vayas a estudiar.

¡Mucho ánimo y a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *