Cuáles son las carreras universitarias más difíciles

Cuáles son las carreras más difíciles

¿Te estás planteando acceder a la universidad y tienes dudas sobre qué carrera universitaria estudiar? ¿Eres de los que se crecen cuando las cosas se ponen difíciles? ¿Te gusta retarte a ti mismo? ¡Genial! Hemos hecho una clasificación de las carreras más difíciles que puedes estudiar en la universidad hoy en día.

Seguro que muchos de los que forman parte de tu entorno opinan que algunas carreras son casi inalcanzables, solo al alcance de algunos superdotados. Y quizá, hasta te hayan aconsejado reducir tus pretensiones, y elegir una carrera más accesible, quizá para protegerte. Pero tú no eres de ese tipo de personas. No vas a dejar que nadie te diga de lo que eres capaz y de lo que no. Al fin y al cabo, ¿qué sentido tiene estudiar algo que no te gusta solo por el hecho de ser más fácil?.

La experiencia nos dice que es cierto que unas carreras tienen una mayor dificultad que otras, no lo vamos a negar. Pero lo cierto es que, en gran medida, la dificultad para conseguir graduarse en unos estudios normalmente radica, sobre todo, en la voluntad e implicación con la carrera por parte de cada alumno. Por difícil que sea una carrera está demostrado que, si la eliges porque de verdad te gusta, es muy probable que la finalices con éxito, independientemente de la dificultad que esta tenga.

Al fin y al cabo, debes tener en cuenta que la dificultad es muy subjetiva y lo que a mucha gente le parece tremendamente complejo para ti puede ser bastante llevadero, ya que la percepción que cada uno tiene de la dificultad de una materia cambia en función de cada individuo. Para muchos las matemáticas suponen un absoluto quebradero de cabeza y para otros un entretenimiento.

Existen varios factores que deberías tener en cuenta a la hora de elegir una carrera, factores como tus gustos y aficiones, tus intereses y aptitudes, etc. En este artículo te damos algunos consejos sobre cómo elegir carrera universitaria y que aspectos deberías tener en cuenta a la hora de tomar una de las decisiones más importantes de tu vida.

Ahora que sabes que no te puedes dejar vencer por el miedo y que la dificultad es algo subjetivo, ha llegado el momento de que conozcas nuestra clasificación sobre las carreras más difíciles que puedes estudiar en España.

Clasificación de las 7 carreras más difíciles

A la hora de hacer esta clasificación y determinar qué carreras son más fáciles, nos hemos basados en datos objetivos: tasas de abandono, porcentaje de alumnos que finalizan los estudios, notas medias, así como estudios realizados a nivel nacional por fundaciones como U-Ranking.

Por último, también hemos añadido un factor más subjetivo, como es la opinión de los alumnos sobre de la dificultad de cada grado universitario. Esta información sobre la opinión de los alumnos universitarios las hemos obtenido de diversas encuestas realizadas en los últimos años.

1. Ingeniería Aeronáutica y Aeroespacial

Si cuando eras pequeño pasabas las tardes jugando con aviones y cohetes, te apasiona montar y desmontar cosas y te encanta la física, esta carrera es para ti. Pero más allá de las ideas románticas que te vienen a la mente ¿sabrías decirnos a qué se dedica un ingeniero aeronáutico o aeroespacial?

Podríamos decir que los estudios de Ingeniería Aeronáutica y Aeroespacial se basan, por una parte, en el diseño y la construcción de aeronaves o de naves espaciales y, por otra, en el equipamiento que estas necesitan para un buen funcionamiento. Dentro de esta ingeniería hay dos ramas diferenciadas: la aeronáutica, que estudia los dispositivos que vuelan dentro de la atmósfera y la aeroespacial, los que vuelan fuera de ella, por el espacio. Chulo, ¿verdad?

Pero ¿qué perfil necesitan tener los estudiantes de esta ingeniería? Pues estos estudiantes suelen tener un perfil analítico, son apasionados de la física y las matemáticas, y les gusta la tecnología y la mecánica. Además, hay que resaltar que cuando acceden a la carrera suelen llegar con un nivel de inglés bastante alto, lo que les facilitará la comprensión de muchos términos y manuales técnicos.

Aunque la carrera de Ingeniería Aeronáutica y Aeroespacial es otra de las consideradas como de las más difíciles debemos destacar la bajísima tasa de abandono que tiene. La explicación es sencilla: los que se deciden a cursar estos estudios llevan años preparándose para ello, ya que tiene un alto componente vocacional.

2. Ingeniería Civil

¿Te gustaría participar en proyectos de grandes obras públicas? ¿Sueñas con diseñar una gran presa que garantice el abastecimiento de agua de una región o ejecutar un gran puente que facilite la comunicación entre pueblos? Si es así, sin duda deberías apostar por formarte en Ingeniería Civil.

En la carrera de Ingeniería Civil te darán las herramientas para que seas capaz de llevar a cabo proyectos de edificación de todo tipo, desde edificaciones hasta puentes o puertos deportivos. De hecho, esta disciplina es la encargada de llevar a cabo cualquier tipo de infraestructura que necesite la sociedad. Para ello durante la carrera te enseñarán a conocer y gestionar diferentes factores que son inherentes a la profesión, como puede ser cálculos complejos, leyes urbanísticas o dirección de obras.

Aunque su nota de corte no es muy alta, esta ingeniería se incluye habitualmente dentro de las carreras que tienen mayor dificultad. Esto es debido, en gran medida, porque tiene una alta tasa de abandonos, que suele oscilar entre el 30 y el 50% de los matriculados. ¿Esta tasa de abandono tan elevada es debida a su gran dificultad? En parte sí, de hecho, los estudiantes de Ingeniería Civil lo aducen a la gran complejidad de los cálculos que deben realizar para aprobar las asignaturas, pero no es lo único. El otro factor determinante de los abandonos en esta carrera es la gran responsabilidad que conlleva el proyectar correctamente obras públicas y las consecuencias que una mala proyección puede tener para la sociedad. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

3. Grado en Matemáticas

El Grado en Matemáticas es una de esas carreras que tiene un componente claramente vocacional. La mayoría de los estudiantes de este grado suelen llegar a él de manera consciente y sabiendo, en parte, a lo que se van a enfrentar.

Pero ¿te has preguntado alguna vez qué hace un matemático? ¿Dónde puede desarrollar su carrera profesional? Pues, aunque no lo creas, si te gradúas en matemáticas podrás trabajar en sectores tan dispares como la banca, la industria, la docencia o la consultoría. Esto es debido a que esta carrera es muy transversal, ya que los conocimientos que adquieres se pueden aplicar en múltiples sectores. Con tu título de graduado en matemáticas podrás trabajar como Project Manager, como estadista, analista de riesgos, de sistemas, analista de datos,…

La carrera de Matemáticas tiene una de las notas de corte más alta, de hecho, ésta ronda los 12 puntos. Esto hace que los que se deciden a cursarla tengan un perfil de estudiante avanzado.

¿Está entonces exenta de abandono por parte de sus estudiantes? En absoluto, es más, es una de las disciplinas que tiene la tasa más elevada de renuncias, llegando incluso al 50% en el tercer año de carrera. Los profesores lo achacan principalmente a la dificultad de la mayoría de los estudiantes para entender una carrera donde prima el razonamiento y los conceptos abstractos. Otro de los problemas que suelen tener sus estudiantes está en la base y se debe a la falta de hábito de estudio con la que estos llegan del bachillerato. Eso sí, también es una de las carreras con la tasa de empleabilidad más alta, ya que más del 93% de sus graduados encuentran trabajo nada más finalizar sus estudios.

4. Ingeniería Geológica

¿Alguna vez te has preguntado por qué tomaron la decisión de construir ese puente justo en aquel lugar? ¿Cómo llegaron a la conclusión de que esa era la ubicación perfecta para esa carretera? Pues sí, eso lo determinó un ingeniero geológico.

Esta carrera es un poco desconocida, de hecho, normalmente cuando oímos hablar de geología lo asociamos a la docencia. Pero la Ingeniería Geológica no es Geología, sino una de las ingenierías más potentes que hay.

En los estudios de Ingeniería Geológica forman a ingenieros que están especializados en el estudio del terreno de obra pública, así como la dirección y control de ejecución de este tipo de obras.

Obras viarias, túneles, puentes, autopistas, aeropuertos…Cualquier obra pública que te venga a la cabeza necesita que uno de estos ingenieros especializados en el terreno. Un especialista que controle los aspectos geológicos y geotécnicos que puedan derivarse de las actuaciones que se lleven a cabo.

Esta es una carrera de nueva incorporación y es también una de las consideradas como de mayor dificultad. Está comprobado que para aquellos estudiantes que finalizan esta ingeniería se roza el pleno empleo, ya que tiene más de un 90% de graduados colocados al acabar los estudios. Por otra parte, lo cierto es que también cuenta con una alta tasa de abandonos, ya que casi el 40% de los alumnos que se matriculan dejan estos estudios antes de finalizar.

¿Por qué tantos alumnos acaban dejando esta carrera? Pues los especialistas de las universidades piensan que es un problema de base, ya que casi todos los estudiantes llegan a esta carrera con un nivel previo en geología muy básico o prácticamente nulo, lo que les dificulta seguir el ritmo de las asignaturas.

5. Grado en Física

¿Te identificas con Sheldon Cooper? ¿Te apasiona la historia y el trabajo de científicos de la talla de Albert Einstein y Stephen Hawking? ¿Tu sueño sería descubrir un nuevo teorema al que pusieran tu nombre? Si te sientes identificado, esta es tu carrera.

El Grado en Física es una carrera de las considerados de mayor dificultad actualmente. La nota de corte de este grado está en torno al 12, así que, como ves, no es que sea precisamente accesible a todo el mundo.

Este grado es perfecto para aquellos alumnos a los que les apasione la ciencia en general y sobre todo la física. Eso sí, deberás estar predispuesto a pasar el resto de tu vida formándote de forma continua. Tanto si te dedicas a la investigación como a la docencia deberás mantenerte al día de los últimos avances y descubrimientos.

Las salidas laborales de esta carrera no se limitan solamente a analizar y discutir teorías, ni a pasar la vida en laboratorios. Los graduados en física son de los más demandados en el ámbito privado.

Uno de los factores de éxito de la carrera de física es que, al igual que sucede en otras carreras de ciencias, tiene un gran componente vocacional. Tanto es así que aun con la dificultad de este grado y en contra de lo que puedas pensar a priori, la tasa de alumnos que finalizan la carrera está en torno al 70%.

6. Medicina

¿Eres de los que jugaban a ser médico desde su más tierna infancia? ¿Sueñas con vestir la bata blanca desde que tienes uso de razón? ¿Tienes vocación por ayudar a los demás y, sobre todo, a aquellos que más lo necesitan? Entonces sin duda, el Grado en Medicina es tu carrera.

Todo el mundo sabe que estudiar Medicina no es nada fácil, ¿verdad? Para empezar, esta carrera tiene una de las notas de corte más altas, con más de 13 puntos en 2019. A eso tienes que sumarle que es una de las más largas, con seis años de estudio frenético. Además, al finalizar estos seis años debes añadir otros dos para realizar un curso de especialización, el MIR, que es necesario si quieres ejercer la profesión. ¿Y una vez que consigues tu título? Llegan jornadas intensivas de trabajo, noches en vela, saberte con la vida de otras personas en tus manos…Desde luego no es un camino de rosas para la mayoría.

Sin embargo, hay algo que distingue a esta carrera de entre todas las demás consideradas como difíciles y es la bajísima tasa de abandonos que tiene. Esto es en gran medida debido a que es una carrera con un alto componente vocacional.

Es muy normal que quien se decide por cursar medicina tenga claro a qué quiere dedicarse y no la elija por descarte. A esto se añade que los estudiantes que consiguen matricularse en esta carrera suelen llegar con unos excelentes expedientes académicos, con buenos hábitos de estudio y con una meta clara desde siempre: ser médicos.

7. Biotecnología

Si quieres trabajar en laboratorios realizando trabajos de investigación esta es, sin duda, tu carrera. Biotecnología está entre las carreras con las notas de corte más elevadas en casi todas las universidades donde se imparte. Aun con esta dificultad a la hora de entrar en estos estudios, los estudiantes que acceden al Grado de Biotecnología no suelen quedarse por el camino, ya que la cantidad de alumnos matriculados que finalizan la carrera es superior al 80%.

Pero ¿qué se estudia en la carrera de biotecnología? Pues con respecto a eso tenemos una noticia buena y una mala. La mala es que no te van a enseñar a fabricar a tu propio Terminator. La buena es que te formarán en muchísimas materias que serán muy útiles tanto actualmente como en los años venideros. Podrás aprender sobre diferentes disciplinas como la Biología Celular, la Bioquímica, la Fisiología, la Genética y la Microbiología, y de otras áreas de conocimiento como la Ingeniería, la Química, la Bioestadística,…

En el Grado en Biotecnología te formarán para trabajar en ámbitos como la biomedicina, la industria farmacéutica, la industria agroalimentaria o el medio ambiente, entre otros. En este sentido podrás desarrollar tu carrera dentro de la investigación tanto en hospitales o universidades, así com en la industria privada.

¿Qué te ha parecido? ¿Has encontrado una carrera universitaria que te ilusione? Realmente eso es lo importante. No bases tu decisión a la hora de elegir una carrera en su dificultad. Piensa en la reducida tasa de abandono de los estudiantes de carreras, a priori, tan difíciles como Medicina o Ingeniería Aeronáutica. Otro ejemplo sería el doble grado de Física y Matemáticas. Este doble grado es uno de los más difíciles y cuenta con una nota de corte que sobrepasa el 13 ampliamente. ¿Se queda desierto acaso? En absoluto, de hecho, es el doble grado más demandado por tercer año consecutivo en todas las universidades donde se imparte. Pues, aunque te sorprenda, la tasa de abandonos de este no es mayor que en carreras muchísimo más sencillas.

Podríamos continuar dando más ejemplos de este tipo. Pero vayamos al quid de la cuestión. ¿Qué hace que una carrera considerada de las más difíciles logre que finalicen un 85% de sus estudiantes y en cambio, otra más sencilla tenga una tasa de abandonos elevadísima? Básicamente el perfil de las personas que se decide por cursar cada una de ellas.

Los estudiantes que apuestan por carreras de mayor complejidad suelen tener algunos puntos en común que les permiten acabar de manera exitosa el grado elegido: una buena trayectoria académica, unos fuertes hábitos de estudio y un gran amor por lo que han elegido estudiar.

La realidad es que lo único que puede garantizar que finalices con éxito tu carrera, aunque esta sea la más difícil de todas, es tu vocación. Tener claro que vas a estudiar algo que te apasiona o saber que te estás preparando para aquello que siempre has soñado, será mucho más determinante a la hora de conseguir tu objetivo que cualquier estadística.

Sé constante, crea una buena rutina de estudio y trabaja duro. Si tienes todo esto en cuenta, no habrá carrera que se te resista, por difícil esta sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *