Cómo hacer un buen resumen para estudiar

Cómo hacer un resumen para estudiar

¿Te gustaría saber cómo hacer un buen resumen que te resulte útil a la hora de estudiar y repasar? Sin duda, los resúmenes son una herramienta fundamental a la hora de estudiar. Así que en este artículo vamos a coz profundizar en el arte de hacer un buen resumen.

Ten en cuenta que cuando haces un resumen no solo estás sintetizando la información que tienes que estudiar, sino que para hacerlo vas a tener que indagar en la información del texto o apuntes que quieras resumir, entender los conceptos que estás estudiando y detectar las ideas principales que debes retener. Por lo tanto, hacer un resumen puede ser una excelente excusa para leer y estudiar de forma activa.

Además, los resúmenes que hayas hecho serán tus mejores aliados cuando te pongas a repasar de cara a un examen aquello que previamente has estudiado.

Los resúmenes son una magnífica técnica de estudio que te convertirá en un mejor estudiante. ¿Quieres saber qué pasos debes seguir para hacer un resumen? Entonces sigue leyendo este artículo.

Qué es un resumen

Comencemos definiendo qué es un resumen: Un resumen es un texto que creamos a partir de otro texto más extenso. El principal objetivo de un resumen es sintetizar la información más relevante e importante del texto original, es decir, cuando haces un resumen de un texto o unos apuntes lo que buscas es obtener un texto más reducido o abreviado sin perder la información esencial.

En el ámbito que nos ocupa, el de las técnicas de estudio, el resumen es una herramienta fundamental a la hora de estudiar, ya que te va a forzar a abordar el temario con profundidad, realizando una lectura comprensiva y activa, para entender y extraer las ideas principales del mismo.

Un buen resumen debe que cumplir una serie de características mínimas como, por ejemplo:

  • No debe ser demasiado largo, ya que su objetivo es simplificar al máximo la información general. Se recomienda que el resumen tenga una extensión inferior al 25% del texto original.
  • No se debe confundir un resumen con los esquemas y mucho menos un telegrama. A la hora de hacer un resumen se deben utilizar frases completas.
  • El resumen debe ser entendible por sí mismo, sin necesidad de recurrir al texto original.

Para qué sirve un resumen

Todo el mundo alaba las bondades de los resúmenes a la hora de estudiar, pero, ¿para qué sirve un resumen? ¿Qué ventajas tiene hacer un resumen? ¿El tiempo utilizado en hacer un resumen es un tiempo bien empleado?

Sin duda, hacer un resumen requiere de un cierto tiempo y esfuerzo, que ahorrarías si no lo hicieras. Pero esto no es del todo cierto, ya que este trabajo previo, te va a servir para ahorrar mucho tiempo y esfuerzo a la hora de repasar para el examen.

Además, para hacer un buen resumen vas a tener que llevar a cabo una lectura comprensiva que te permita entender todo aquello que estás leyendo, detectar aquellos conceptos e ideas que son realmente importantes y ordenar toda esta información en tu cabeza. Por lo tanto, hacer un resumen te va a permitir entender e interiorizar mejor la información y conceptos que estás estudiando.

Algo que hemos detectado a lo largo de estos años es que hay muchos estudiantes que hacen un gran esfuerzo a la hora de estudiar y en su cabeza tienen todo muy claro. El problema llega cuando tienen que expresar sus conocimientos por escrito en un examen. Sin embargo, si intentas redactar el resumen con tus propias palabras tendrás mayor facilidad para expresarte a la hora de responder a las preguntas del examen.

Como ves, solo el proceso de elaboración de un resumen ya es una excelente forma de estudio. Si además tenemos en cuenta que nos va a facilitar mucho las cosas a la hora de repasar, podríamos decir que es una herramienta indispensable a la hora de estudiar y preparar un examen.

Cómo hacer un buen resumen

Está claro que un resumen es una magnífica herramienta que te va a resultar muy útil a la hora de estudiar, pero te preguntarás, ¿cómo puedo hacer un buen resumen? ¿Existe alguna técnica o pautas a seguir que ayuden a que el resumen que estás redactando sea realmente útil? Claro que sí, de hecho, hay incluso una normativa (UNE50-103-90) sobre cómo debe ser un resumen.

Existen diferentes técnicas para resumir un texto, y estas suelen ir en función del tipo de resumen que necesitemos. Piensa existen varios tipos de resúmenes (resúmenes de tesis, resúmenes ejecutivos, resúmenes de libros, de textos,…). Pero hoy nos vamos a centrar en su utilidad en el ámbito del estudio, así que vamos a enseñarte qué pautas deberías seguir para hacer bien un resumen para estudiar.

Pasos que debes seguir para hacer un resumen

Para hacer un buen resumen es necesario que sigas una serie de pasos para asegurarte, en la medida de lo posible, de que el resumen que hagas sea una magnifica herramienta de estudio que te permita mejorar tus resultados.

  1. Lo primero que debes hacer es leer el texto de forma activa. Esto implica que, cuando leas, debes intentar comprender la información y conceptos que se exponen en el texto. Intenta identificar desde el primer momento cuales son las ideas principales, las palabras clave o los datos básicos para poder destacar su relevancia.
  1. Una vez finalizada la primera lectura llega el momento de hacerte algunas preguntas. Esta fase es indispensable para completar datos que crees que están incompletos o que te resultan confusos. Cuestiónate de qué trata el tema, qué hechos, datos o información crees que son más relevantes, qué relación existe entre la información y conceptos destacables, qué ejemplos se te ocurren que ilustren aquello que estás estudiando. Intenta aplicar estas preguntas a cualquier tipo de texto. Al hacerlas te irán surgiendo preguntas relevantes que tal vez habías pasado por alto o no habías sabido identificar de otra manera.

  1. Cuando tengas identificado el contenido más relevante comienza a subrayar. Puedes utilizar varios colores y asignar un color a cada tipo de dato, dependiendo de la importancia de la información. Por ejemplo, cada título en amarillo, las palabras clave en verde, las fechas en rosa, los textos relevantes en azul…Este tipo de subrayado tan visual te será de gran ayuda para identificar lo más destacable del texto principal y comenzar a desarrollar el resumen.
  1. Si el texto o apuntes que estés resumiendo son extensos es recomendable hacer un pequeño esquema que te sirva de hoja de ruta de cara a empezar a redactar el resumen.
  1. Llegado el momento de escribir, intenta sintetizar al máximo la información. Lee detenidamente cada punto, cada palabra subrayada. Cuando hayas repasado todo comienza a redactar el resumen con tus propias palabras. Si crees que no acabas de comprender algo, destácalo y busca información paralela que te ayude a entenderlo. Añade tantas anotaciones como sean precisas para conseguir tener en el resumen la información más relevante del tema. Pero recuerda que debes desarrollar tu capacidad de síntesis, ya que un buen resumen no puede superar más del 25-30% del texto principal.
  1. Por último, revisa el resumen. Es importante que te asegures de que no falta información importante y que la redacción es correcta. Si encuentras fallos, partes ininteligibles o reparas en que algo no ha quedado bien explicado, este es el momento de completar o modificar la información.

 

 

Partes que debe tener un resumen

Es muy importante que un resumen tenga una estructura determinada, ya esto te ayudará mucho cuando llegue el momento de utilizarlo para estudiar. Un resumen debe estar estructurado de la siguiente manera:

  1. Encabezado: Debe estar al principio del resumen. En este apartado deben constar los suficientes datos como para saber de qué va a tratar el tema en un solo vistazo. Aquí se tiene que anotar la asignatura, el nombre del tema, la fecha, referencias bibliográficas, etc. De esta manera cuando tengas que utilizarlo podrás identificar claramente de qué va a tratar la sesión de estudio.
  1. Cuerpo: El cuerpo del resumen es la parte más extensa. Podríamos decir que es el resumen propiamente dicho. En él debe quedar reflejada la información realmente importante.

    Es necesario que esta parte del resumen contenga una síntesis de toda la información relevante, aunque parte de esta información la obtengas de fuentes alternativas, siempre que esté contrastada y que te sirva de ayuda. Piensa que, una vez finalizado el resumen, éste será tu único documento de estudio, por eso es tan importante que esté muy bien hecho.

  1. Conclusión: En este último apartado deberás describir, en no más de cuatro o cinco líneas, una sinopsis de toda la información que se incluye en el resumen. Podríamos decir que esta parte es el resumen del resumen.

Consejos para hacer un buen resumen

Hasta ahora hemos visto qué es un resumen, para qué puede servir y cómo debes hacerlo, pero queremos que te conviertas en un experto a la hora de hacer resúmenes y que los tuyos sean los más envidiados y deseados de tu clase. Así que vamos a darte unos pequeños consejos sobre cómo debes realizar un buen resumen. Verás cómo si sigues estos sencillos tips, en muy poco tiempo estarás realizando unos resúmenes tan buenos que te convertirán en un estudiante de 10.

  1. No te enrolles. Economiza las palabras y recuerda que un buen resumen no puede superar más del 25-35% de la extensión del tema principal.
  2. Haz que tu resumen sea conciso pero coherente. No dejes que por sintetizar el texto en exceso no puedas entender el contenido cuando tengas que estudiar. Recuerda que un resumen no es un esquema, aquí no valen las descripciones telegráficas.
  3. Escribe claro y evita los acrónimos, siglas o abreviaturas. En caso de que no tengas más remedio que ponerlas, escríbelos completamente cuando los utilices por primera vez y pon entre paréntesis “en adelante…”). Aunque cuando lo acabes de redactar no lo creas, en cuanto pasen unos pocos días no tendrás ni idea de lo que significaban esas extrañas siglas.
  4. Usa siempre los verbos en voz activa, ya que contribuyen a elaborar un texto mucho más entendible y preciso.
  5. Presta mucha atención a tu ortografía. Utiliza correctamente los signos de puntuación, así como los tiempos verbales y los pronombres. Asegúrate de redactar el contenido con frases cortas y evitar palabras que te resulten especialmente difíciles.
  6. Acaba tu resumen realizando una brevísima sinopsis del contenido de este. Anota palabras raras con sus significados, siglas, fechas o cualquier palabra clave que creas que merece una consideración especial para entender mejor el tema.

Páginas web para hacer resúmenes online

¿Eres un enamorado de las nuevas tecnologías y no te atrae nada esto de hacer un resumen tal y como se ha estado haciendo durante los últimos milenios? ¿No tienes tiempo y necesites resumir con urgencia un tema para hacer un repaso rápido? Pues en este caso tenemos la solución perfecta para ti: puedes utilizar las páginas web para hacer resúmenes online y de forma automática.

Pero queremos empezar aclarando algo. Aunque estas webs pueden ser una herramienta que te echará una mano en un momento dado, no son ni mucho menos la forma correcta de hacer un buen resumen. Como hemos comentado con anterioridad, un resumen debe hacerse para sintetizar, aclarar y completar la información de un tema más extenso para que así te facilite su comprensión o estudio. Si utilizas estas plataformas vas a saltarte todos los pasos previos (y necesarios) de la elaboración de un resumen, lo que no te facilitará mucho su asimilación.

Por otra parte, estas herramientas suelen tener un problema ya que no no suelen discriminar la información relevante de la que no lo es realmente. Pero si lo que quieres es solamente coger un texto extenso y hacerlo más pequeño para tener una visión general del tema sobre el que trata, estas webs para hacer resúmenes te serán de gran ayuda.

SMMRY: Esta web es bastante sencilla de utilizar. Te permite subir tus propios archivos en formato .pdf o .txt o introducir la URL del texto que quieras resumir. Estableces cuántas frases quieres que tenga aproximadamente y listo, en un minuto tendrás preparado el resumen.

  • Lo bueno: Estableces la extensión del resumen y te permite destacar palabras por color. Es gratuita.
  • Lo malo: El interfaz es muy poco atractiva y el resumen resultante no tiene la información sintetizada de forma correcta.

RESOOMER: Esta web nos parece bastante completa. Introduces la URL o el texto que quieras resumir y en unos segundos tienes listo el resumen. Además puedes instalarla como extensión en tu pc.

  • Lo bueno: Interfaz atractiva y sencilla. Te proporciona diferentes opciones para tu resultado, ya que puedes elegir entre resumen automático, manual (en el que seleccionas la extensión que debe tener), ideas principales y palabras clave. Una herramienta sencilla y con un buen resultado.
  • Lo malo: Aunque es más completa que SMMRY, el resultado del resumen no acaba de ser tan bueno como uno elaborado de forma manual ya que no discrimina bien la información.

LINGUAKIT: Una plataforma muy completa que está desarrollada por la USC y que va más allá de resumir un texto. Permite hacer cosas tan diferentes como traducir un texto, hacer correcciones gramaticales y ortográficas o conjugar correctamente los verbos. Es una herramienta pensada y creada por y para docentes, y se nota.

  • Lo bueno: Es muy completa y te permite analizar el texto de muchas formas. Además, el traductor es bastante aceptable y está disponible en cuatro idiomas. No tienes que descargar la app para poder utilizarlo, basta con registrarte en la web. Puedes elegir la extensión final del resumen, seleccionar palabras clave e incluso analizar el sentimiento plasmado. Bastante completa, sin duda.
  • Lo malo: Solo te permite hacer gratuitamente 5 consultas al día. Si necesitas más, lo que en época de exámenes es muy común, tienes que suscribirte a un plan de pago.

Ahora ya tienes toda la información que necesitarás para hacer un resumen perfecto para estudiar. Solo una cosa más, cuando redactes tu resumen recuerda que debe cumplir siempre ciertas premisas: ha de ser claro, conciso, directo y coherente.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar tus técnicas de estudio y a obtener mejores resultados en los próximos exámenes. Ahora, lo próximo que tienes que hacer es aplicar lo aprendido y hacer un resumen del próximo tema que vayas a estudiar.

Por cierto, si te interesa ampliar información sobre más técnicas para mejorar tu rendimiento como estudiante, aquí tienes una selección de las mejores técnicas de estudio.

¡Mucho ánimo y a por ello, educaliver!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *