Consejos para estudiar online con éxito

Consejos para estudiar online

¿Estás pensando en estudiar online? ¿Quieres seguir formándote y tienes dudas sobre si un curso online es una buena opción? Son dudas razonables si nunca has experimentado lo que significa hacer un curso online o a distancia, o incluso si has tenido alguna experiencia que no ha sido del todo satisfactoria.

En este artículo vamos a ver cuáles son las ventajas que presenta la formación online frente a la presencial, qué cosas debes tener en cuenta a la hora de buscar un curso online, qué destrezas deberías tener y algunos consejos que te ayudarán a estudiar online y finalizar el próximo curso con éxito.

Estudiar online: comodidad para algunos y necesidad para otros

Hace tiempo que la oferta de formación online ha ido creciendo año tras año, sin embargo, fue durante el año 2020, con la pandemia de Covid19, cuando la formación online dio el gran salto y se ha consolidado como la mejor opción formativa para mucha gente.

De hecho, la oferta formativa en modalidad online crece de forma exponencial, incluso en titulaciones superiores. Por una parte, son cada vez más las universidades que ofertan grados universitarios online o a distancia. Por otra parte, está ocurriendo algo similar con las titulaciones de formación profesional, ya que cuentan con una oferta cada vez más amplia de ciclos formativos de grado medio y grado superior online.

Pero, a parte de las circunstancias vividas durante el 2020 y 2021, ¿qué ha hecho de la formación online la opción elegida cada vez por un mayor número de estudiantes? Podríamos resumir la respuesta en los siguientes factores: la comodidad, el esfuerzo que se está haciendo por ofrecer a los estudiantes una formación de mayor calidad y soluciones más flexibles, y a la vez cercanas, y nuestro frenético estilo de vida.

Niños pequeños, largas jornadas laborales, desplazamientos larguísimos, etc., son solo unos pocos ejemplos de todas las dificultades que encontramos para compatibilizar nuestro día a día con nuestra formación y desarrollo profesional, y por qué no, también la personal. Y ahí es donde entra en juego otras fórmulas que nos permiten estudiar desde casa y de una forma compatible con nuestra situación personal.

¿Por qué estudiar online?

¿Estudiar online o estudiar de de forma presencial? Esa es la cuestión. Lo cierto es que no hay una modalidad de enseñanza mejor y otra peor, no todo es blanco o negro. Realmente, la decisión dependerá de tus preferencias y las circunstancias personales que tengas.

No obstante, lo que es un hecho innegable es que la enseñanza online cuenta con multitud de ventajas que cada vez más personas elijan este tipo de formación. ¿Quieres saber cuáles son las ventajas que ofrece la formación online?

Ventajas estudiar online

Como ves hay muchos motivos por los que la enseñanza online se impone cada vez más frente a la presencial. No obstante, si quieres ampliar tu información sobre esta opción formativa, en el siguiente enlace te contamos todas las ventajas y desventajas de estudiar online.

¿Cómo elegir el curso online que necesitas?

Si estás pensando en estudiar un curso online, seguramente te surjan un montón de dudas y en todo momento te estés realizando la siguiente pregunta: ¿cómo sé si estoy eligiendo el curso que realmente necesito?

Si te das una vuelta por red, te darás cuenta de que en internet puedes acceder a formación de casi cualquier cosa: posgrados técnicos, fotografía, macramé o corte de pelo para perros… Sea lo que sea sobre lo que quieres aprender es probable que exista un curso online, pero aclaremos algo: ni toda la enseñanza online es buena ni toda se adapta a ti.

Entonces ¿qué deberías tener en cuenta a la hora de decidirte por un curso online u otro? Nuestra experiencia nos dice que hay una serie de factores que siempre deberías valorar a la hora de elegir:

1. Temática del curso

Evidentemente, esta es una de las primeras cosas que debes tener en cuenta. En internet puedes encontrar desde cursos para pintar paisajes en acuarela hasta másteres en las mejores universidades del mundo. Teniendo esto en cuenta, el primer paso debería ser tener claro qué quieres estudiar y a partir de ahí, buscar las mejores opciones que estén a tu disposición.

2. Temario que se va a ver en el curso

¿Comprarías un coche sin verlo y analizarlo en profundidad? Seguramente no, entonces ¿por qué ibas a comprar un curso online sin ver qué es lo que vas a estudiar? ¿Sin ver las “tripas” de ese curso?
Tener claro qué temario vas a ver en un curso es muy importante a la hora de decidirte por un uno u otro, ya que ahí podrás ver exactamente qué vas a ver y cuánto se va a profundizar en cada materia.

3. Contenidos del curso (calidad de apuntes, vídeos, descargables, etc.)

Antes de decidirte por un curso u otro deberías conocer cuáles son los recursos que vas a encontrar en el curso.

Hace dos décadas, los cursos online básicamente consistían en unos apuntes en pdf y unos ejercicios tipo test. Hoy en día, un curso online de calidad debe ofrecer buenos contenidos en diferentes formatos, unos buenos apuntes, vídeos explicativos del temario, ejercicios con los que poner en práctica lo aprendido, resúmenes, descargables, etc.

4. Comunicación con los profesores

En cualquier curso, ya sea online o presencial, uno de los pilares fundamentales debe ser la comunicación con los profesores. Los contenidos del curso junto al soporte de los profesores es lo que marca la diferencia entre unos cursos y otros, entre los cursos de calidad y los que no lo son.

Pregúntate lo siguiente: ¿Qué va a pasar cuando tenga una duda? ¿Va a haber alguien ahí detrás? ¿Voy a tener fácil mandar mis dudas? ¿Cuánto tiempo voy a tener que esperar para recibir una respuesta? La respuesta a estas preguntas te van a dar muchas pistas sobre si en el curso que estás pensando hacer vas a estar acompañado o vas a estudiar solo.

5. Usabilidad de la plataforma (campus virtual)

A la hora de estudiar un curso online, es importante que tengas en cuenta la usabilidad de la plataforma educativa, ya que es probable que vayas a pasar muchas horas utilizándola.

El campus del curso será tu herramienta de trabajo diaria, donde accederás a los contenidos de tu curso, a las clases, realizarás los ejercicios prácticos y te comunicarás con tus profesores y compañeros. Precisamente por eso es importante que sea manejable, atractiva y que, además te permita realizar fácilmente todas las acciones necesarias en tu formación de forma sencilla.

¿Puedes probar el campus en el que vas a estudiar antes de tomar la decisión? Si la respuesta es sí, vas a tener mucho más fácil tomar la decisión después de probarlo.

6. Duración y tiempo de dedicación

El tiempo es otra de las cosas que debes tener en cuenta cuando estés valorando realizar un curso online. Tienes que tener claro desde el principio, por una parte, cuánto tiempo durará el curso y, por otra, cuánto tiempo exigirán tus tareas diarias para lograr tu objetivo.

Ser sincero contigo mismo y conocer desde el principio tu disponibilidad de tiempo será determinante para acabar el curso con éxito.

7. Precio del curso

Con respecto al precio de los cursos online, vas a encontrar cursos con precios que van desde unas decenas de euros hasta cursos que cuestan varios miles de ellos.

¿A qué se debe esta diferencia de precio? Partamos de la base de que cada centro formativo establece los precios que cree conveniente para sus cursos, pero la mayoría de veces esa diferencia de precio está fundamentada en algunas características del curso.

Es evidente que no pagarás lo mismo por un curso de pintura de 3 horas de duración que por un grado en bellas artes online. La diferencia de precio de los cursos también puede estar basado en los contenidos ofrecidos y el soporte de profesores. No tendrá el mismo precio un curso que solo te ofrece unos apuntes en pdf que un curso con contenidos en vídeo y con soporte 24/7 de profesores. Por lo tanto, la duración, el contenido y el soporte de los profesores determina en gran medida el rango de precios de un curso online.

8. Reputación del curso

La reputación, tanto en el mundo online como en el físico, es algo que se va consiguiendo a lo largo de los años. Seguro que cuando vas a comprar algo, ya sea físicamente o a través de internet, te pasas un tiempo mirando opiniones y comentarios sobre el producto o la marca. ¿Por qué no hacer lo mismo a la hora de contratar un curso online?

En este sentido, te recomendamos que, antes de tomar una decisión en firme, busques opiniones y reseñas que otros alumnos hayan publicado sobre la formación y los cursos en los diferentes centros que estés valorando.

¿Qué habilidades son necesarias para estudiar online?

En contra de lo que puede parecer, para estudiar online no se necesitan tener muchos conocimientos técnicos, vamos que no necesitas ser hacker para hacer un curso online. Sin embargo, sí hay algunas destrezas con las que deberías contar para poder sacar todo el partido posible a tu curso online.

Sería recomendable que, si tienes intención de hacer un curso online contases con las siguientes habilidades:

1. Capacidad de organización y buena gestión del tiempo

Ten en cuenta que en este tipo de formación tú, y solo tú, eres quien gestionará el tiempo de estudio. Tu decides cuántas horas vas a dedicar a estudiar cada día, cuantos días a la semana, si estudias o no durante los fines de semana…

Por lo tanto, para poder llevar a cabo con éxito un curso online es necesario que seas capaz de gestionar bien tu tiempo, creando y cumpliendo tu calendario de estudio. Si no sabes cómo hacerlo, puedes echar un vistazo a este enlace donde te contamos cómo hacer un calendario de estudio .

2. Conocimientos básicos relacionados con la informática

Si quieres aprender en línea deberías tener algunos conocimientos básicos que te permitan utilizar un ordenador o tablet a nivel usuario. Saber cómo conectarte a una red wifi o tener conocimientos básicos de ofimática, serán habilidades necesarias si pretendes realizar un curso online.

3. Motivación

Para hacer cualquier curso, incluso en el caso de los presenciales, suele ser necesario tener una buena dosis de motivación. En general, formarte es un proceso que lleva tiempo y, si no tienes la suficiente motivación, puedes acabar procrastinando o incluso, abandonando a mitad de curso. Más aun si, como ocurre en el caso de los cursos online, estudias desde casa, donde tienes todo lo que necesitas para distraerte.

Carga al máximo tus pilas de motivación y cuando tengas momentos de bajón, recuérdate cuáles son las razones por las que estás estudiando. ¡Recordar tu meta será el mejor antídoto contra la apatía!

4. Responsabilidad

Como hemos comentado anteriormente, cuando cursas unos estudios online eres tú quien gestiona los tiempos. Por esto, es muy importante que seas responsable, que te comprometas desde el inicio con el curso y que seas consecuente con tu decisión, aunque tengas que hacer algunos sacrificios. Te aseguramos que la meta merecerá la pena.

Consejos para estudiar online y finalizar tus estudios con éxito

¿Ya has tomado la decisión de hacer un curso online? ¿Has empezado ya? Aquí tienes algunos consejos que te resultarán útiles a la hora de estudiar online y conseguir la meta que te has marcado.

1. En la organización y planificación del estudio está la clave del éxito

La productividad empieza por llevar a cabo una buena organización y planificación, y en el caso del estudio es vital ser metódico y constante a la hora de planificarte.

En primer lugar, debes analizar cuál es el tiempo real del que dispones para tu estudio. A partir de ahí puedes comenzar a planificar el estudio y una vez hecho esto, comprometerte con tu horario e intentar ceñirte a él, pase lo que pase.

Pero organizar el estudio no se basa únicamente en determinar qué tiempo voy a dedicar a estudiar, sino que saber qué estudiar y determinar qué tarea debes hacer en cada momento es igual de importante.

Una herramienta que te resultará muy útil a la hora de organizar y planificar tu estudio es el calendario de estudio.
En este artículo tienes más información sobre cómo organizarte mejor a la hora de estudiar online.

2. Ponte objetivos alcanzables

A la hora de marcarte una meta, hacer un curso online o cualquier otro meta, es importante que establezcas unos objetivos alcanzables desde el principio.

Si te pones una meta demasiado ambiciosa para un plazo de tiempo corto, y además no dispones de mucho tiempo para dedicarle, es probable que desesperes y acabes abandonando.

Lo mejor para conseguir tus objetivos es ser coherente con tus circunstancias personales y marcarse pequeñas metas alcanzables que te permitan comprobar tu progreso cada cierto tiempo. Ver que eres capaz de cumplir tus objetivos a corto plazo te mantendrá motivado y te ayudará a conseguir lo que te has propuesto a largo plazo.

3. Establece tus horarios de estudio

Para ser un buen estudiante, uno de los aspectos más importantes son los hábitos de estudio y las rutinas. Es por ello que es recomendable que establezcas unos horarios de estudio compatibles con tu día a día. Reserva esos horarios y mantén la rutina pase lo que pase.

El ser humano es un animal de costumbres, así que intenta conseguir que en determinados horarios tu costumbre sea estudiar.

4. Los descansos también son importantes

Para conseguir tu objetivo, es importante trabajar duro, gestionar bien el tiempo gracias a una buena organización y planificación, tener grandes dosis de motivación, crear hábitos de estudio, etc. Pero también es muy importante saber cuándo debes descansar.

Ten en cuenta que tu cerebro es un músculo más, y ¿qué pasa cuando ejercitamos mucho un músculo? Que llega la fatiga y el reposo. Bien, pues con nuestro cerebro pasa lo mismo. ¿Quieres obtener el máximo rendimiento? Entonces combina momentos de estudio profundo con momentos de descanso.

Un buen método para mantener un equilibrio entre los momentos de estudio y los momentos de descanso es la Técnica de estudio Pomodoro. Esta técnica de estudio nos permite introducir en nuestra rutina de estudio periodos de máxima concentración con periodos de descanso, que a su vez nos permiten empezar un nuevo periodo de concentración.

Además, es importante que guardes determinados momentos para hacer aquellas cosas que te gusten y que no tengan nada que ver con el estudio.

Descansar, hacer algo de deporte, estar con amigos, disfrutar de tu familia…A veces, un café con risas o una tarde de cine pueden hacer más por tu formación que tres tardes de estudio seguidas.

5. Evalúa cuáles son las mejores técnicas de estudio para ti

Existen un montón de técnicas de estudio que te pueden ayudar a sacar el máximo provecho al tiempo que dedicas a estudiar. Existen técnicas de estudio que te pueden ayudar a mejorar la lectura y comprensión, a sintetizar información, a mejorar tu capacidad de memorización o a organizarte mejor.

Como ves, existe un amplio abanico de técnicas de estudio, pero ¡ojo!, no todas estas técnicas son buenas para todo ni para todo el mundo. Por ello, es necesario que experimentes con algunas de ellas hasta encontrar cuáles se adaptan mejor a lo que necesitas y a tu forma de estudiar. En este enlace puedes encontrar las mejores técnicas de estudio.

6. El tiempo es oro: mejora tu productividad

Si de verdad tienes claro que quieres conseguir tus metas y no dispones de mucho tiempo para dedicar al estudio, solo te queda una solución: mejorar tu productividad.

Seamos claros. Si no tienes tiempo y el que tienes no lo optimizas al máximo, es probable que no consigas tu objetivo. ¿La solución? Coger el poco tiempo del que dispones y exprimirlo al máximo para aumentar tu rendimiento. Para esto es muy importante que aprendas a discriminar contenidos, establezcas plazos y te marques metas cada poco tiempo.

Mantén la mente fría y sé consciente de algo: debes intentar rendir al máximo en el tiempo del que dispongas si de verdad quieres alcanzar tu objetivo. ¿No sabes cómo puedes hacerlo? Puedes echar mano de algunos de estos buenos consejos de productividad y verás como cada vez eres capaz de hacer mucho más.

7. Apóyate en tus profesores y compañeros

Lo primero que debes tener en cuenta es que, en contra de lo algunos piensan, estudiar online no significa estudiar solo.

Son muchos los cursos que incluyen la participación en una comunidad de alumnos y profesores, donde podrás establecer vínculos con diferentes personas que comparten tus mismas ilusiones, problemas e inquietudes.

Otro puntal fundamental para tu éxito serán los profesores. Apóyate en ellos para resolver dudas o, incluso, para plantarles tus preocupaciones. Es probable que ya hayan lidiado con situaciones parecidas previamente. Recuerda que no estás solo y que ellos están allí para ayudarte a conseguir lo que te has propuesto.

8. Aprende a gestionar tus emociones

Cualquier reto que te propongas, suele llevar asociado un esfuerzo importante. Como se dice, a veces conseguir lo que uno quiere cuesta sangre, sudor y lágrimas.

A esto debemos añadir que estudiar, en edades adultas, normalmente supone aplicar una serie de cambios en tu estilo de vida durante cierto tiempo (tendrás menos tiempo libre, podrás salir menos, trasnocharás estudiando de vez en cuando, vivirás situaciones de estrés,…).

Todo esto te llevará a situaciones en las que te cuestiones tu decisión y pienses en abandonar. Tranquilo, respira hondo y piensa que antes que tú esto mismo lo han sufrido otros y lo han superado. La clave es ser capaz de gestionar tus emociones de forma correcta.

Cuando comiences a notar que te sobreviene el cansancio, las dudas o la frustración busca válvulas de escape que te ayuden a sobrellevar esos momentos.

Hacer ejercicios de respiración, practicar yoga, relajarte con mindfulness,…Todo lo que te ayude a bajar tus niveles de estrés y continuar con tu sueño será bienvenido.

Conclusiones sobre estudiar online

Como ves, finalizar un curso online con éxito no dependerá de una sola decisión, sino de diversos factores.

En primer lugar, debes tener muy claro qué es lo que quieres estudiar, y esta decisión es muy importante porque va a influir en tu motivación a lo largo del curso.

Ahora toca elegir el mejor curso online para ti. Deberás analizar una serie de características para analizar cada uno de estos cursos: temario que se va a ver en el curso, calidad de los contenidos, comunicación con los profesores, precio, etc.

Además, deberás tener en cuenta cuál es el esfuerzo que te va a suponer llevar a cabo el curso online que has elegido y si es compatible con tu situación actual. Si todo encaja, ¡sigue adelante!

Por último, para estudiar online de forma exitosa deberás poner de tu parte una gran dosis de motivación y un poquito más (organización y planificación, productividad, gestión emocional, etc.).

La suma de todos estos factores serán determinantes a la hora de finalizar con éxito cualquier tipo de curso online. Como ves, estudiar online no es un camino de rosas y tiene sus dificultades, pero también tiene muchas cosas estupendas y te aseguramos que, si pones una meta realista, es alcanzable.

¿Has decidido iniciar tus estudios online? Entonces quizá te interese echar un vistazo a estos artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *