Los 10 hábitos de estudio de los buenos estudiantes

Hábitos de estudio

Está demostrado que tener unos buenos hábitos de estudio es una garantía convertirte en un buen estudiante y obtener unas buenas notas. Por contra, una falta de hábitos de estudio acerca a los estudiantes a unos malos resultados. Da igual si eres estudiante de la ESO, secundaria, bachillerato, universidad o estás preparando una oposición. Incorporar unos hábitos de estudio adecuados te acercarán a conseguir tu objetivo.

Es posible que en muchas ocasiones hayas obtenido una nota que no ha hecho justicia al tiempo que has dedicado a estudiar, y eso es algo muy frustrante. ¿Te has planteado que la estrategia que sigues a la hora de estudiar no es correcta? ¿Tus hábitos de estudio son mejorables? Planificar y organizar tu estudio, descansar cada cierto tiempo, evitar distracciones o mantener la motivación son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de estudiar.

Ten claro que si eres capaz de incorporar a tu día a día unos buenos hábitos de estudio, tendrás la mitad del camino hacia tu meta hecho. Por eso vamos a darte algunos consejos y tips que te ayudarán a adquirir algunos hábitos de estudio que tienen los buenos estudiantes, los estudiantes de éxito. Ahora tú podrás convertirte en uno de ellos.

¿Qué son los hábitos de estudio?

Comencemos aclarando qué es un hábito. La RAE dice que un hábito es “el modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas”. Dicho coloquialmente un hábito es la práctica regular y constante de alguna actividad hasta crear una rutina efectiva.

Si extrapolamos esto al estudio, podemos afirmar que el hábito de estudio es la práctica regular de ciertas rutinas de estudio, que al adquirirlas, nos ayudan a mejorar exponencialmente nuestra capacidad de aprendizaje. Por tanto, el tener unos buenos hábitos de estudio será determinante para conseguir la meta académica que te hayas marcado, sea ésta la que sea.

Está comprobado que tener unos buenos hábitos de estudio es mucho más determinantes para conseguir tus objetivos que la capacidad de retención de cada alumno, que la inteligencia o el centro donde te hayas formado. Recuerda siempre que el tiempo que dediquemos a diario a mejorar nuestra formación, a aclarar dudas o a ampliar nuestros conocimientos, llevado a cabo de una manera efectiva, será realmente la clave que nos llevará al futuro que nos hemos marcado.

Los hábitos de estudio que te convertirán en un mejor estudiante

¿Te gustaría saber cuáles son los hábitos de estudio que harán de ti un mejor estudiante? ¡Perfecto! A continuación, te vamos a decir 10 hábitos de estudioque te ayudarán a aprender de manera más inteligente y eficaz.

1. Márcate una meta

Antes de comenzar a estudiar a diario debes tener claro qué quieres conseguir con todo esto. Tener claros tus objetivos y tus motivaciones para emprender este camino serán la clave que te llevarán a conseguir tus metas, que te mantendrán motivado y que harán que evites la procastinación.

2. Una buena planificación es indispensable

Tener una planificación correcta es básico si pretendes alcanzar un objetivo. Es tu hoja de ruta, la base que hará que sigas un determinado camino y que no te apartes del rumbo si llegan adversidades.

A la hora de estudiar es muy importante planificar y organizar el estudio. En este artículo te explicamos cómo puedes organizarte mejor creando tu calendario de estudio. Te aseguramos que habrá un antes y un después cuando hayas hecho tu propio calendario de estudio y hayas organizado los horarios que vas a dedicar a estudiar.

3. Estudia todos los días a la misma hora

Para conseguir un buen hábito de estudio es recomendable que el estudio se haga siempre en los mismos periodos de tiempo. Esto hará que tu cerebro acabe asimilando como tiempo de estudio esos momentos y se encuentre más predispuesto para comprender la información en este intervalo de tiempo.

¿Tienes poco tiempo para estudiar y tienes que aprovechar cada hueco que tengas entre las diferentes obligaciones que tienes que afrontar cada día? Es normal. No te preocupes. En la medida de lo posible intenta estudiar en el mismo horario todos los días. Seguramente estos huecos que aprovechas para estudiar también siguen un patrón de horarios que se repiten día tras día.

4. Evita los atracones de estudio

Estudiar durante largos periodos de tiempo sin descanso es contraproducente para tu memorización. La mejor forma de estudiar es poco a poco, con pequeñas sesiones de tiempo bien aprovechado. En periodos cortos el cerebro asimila mucho mejor la información a la cual lo expones. Está demostrado que es mejor estudiar diez sesiones de una hora que una sesión de diez horas.

5. Descansar es prioritario

Muchas veces, bien porque disponemos de poco tiempo para estudiar o porque hemos empezado a estudiar demasiado tarde para un examen, sustituimos horas de sueño por horas de estudio. Pero debes tener en cuenta que, pase lo que pase, debes dormir entre 7 y 8 horas.

Tu cuerpo y tu mente necesitan descansar, y si les privas de ese descanso su rendimiento caerá en picado. Por lo que si quieres mantener un buen rendimiento a la hora de estudiar debes dormir lo suficiente para que al levantarte al día siguiente estés al 100% de tus capacidades.

Además, ¿sabes que mientras duermes tu cerebro sigue trabajando asimilando información e incluso resolviendo cuestiones o problemas no resueltos? ¿Te ha pasado alguna vez que no has sido capaz de resolver un problema y a la mañana siguiente, cuando te has levantado, de repente, por arte de magia, has dado con la clave que te permite resolverlo?

6. Estudia siempre en el mismo lugar

No importa que lo hagas en la biblioteca, en tu habitación o en casa de tu tía, la del pueblo. Lo importante es que siempre estudies en el mismo lugar, ya que te hará evitar distracciones innecesarias. Cuando estás habituado a un sitio los estímulos propios del lugar forman parte de la rutina, por lo que no oyes los ruidos, ni te distrae el entorno. El tener un lugar adecuado para estudiar a diario mejorará tu concentración y, por ende, tu rendimiento.

7. Ponte pequeñas metas cada día

Marcarte todos los días un pequeño objetivo te ayudará a concentrarte y a estar más predispuesto al estudio. Si sabes que hoy tienes como meta aprender la tabla periódica no debes levantarte hasta que lo hayas conseguido. El marcarte pequeños objetivos te ayudará a mantenerte motivado, aumentará tu concentración y evitará que te distraigas.

8. Aprender a enseñar.

Uno de los mejores hábitos que puedes adquirir para mejorar como estudiante es el aprender a enseñar. Esto significa que debes introducir en tu rutina una exposición oral de aquello que estés estudiando. Debes plantearlo como si estuvieses explicándoselo a otra persona para que sea más efectivo. No importa cuánta información hayas estudiado hoy. Si lo haces cada día y lo incorporas a tu rutina te aportará una visión clara de los conocimientos que tienes en la materia, te ayudará a estructurar mentalmente, a asimilar e interiorizar la información que has estudiado.

9. Olvídate de los dispositivos móviles.

Nada de smartphones durante el estudio. Sí, lo que oyes. Nada. Aunque no quieras reconocerlo los dispositivos móviles son una fuente constante de distracciones. Si eres de los que no pueden vivir sin su smartphone cerca deberás ponerlo en modo avión durante el tiempo que dediques a estudiar. Además, también puedes aprovechar tu móvil para utilizar algunas apps creadas especialmente para ayudarte con tus rutinas, como por ejemplo Forest App.

10. Premia tu esfuerzo a diario.

Al igual que te has puesto pequeñas metas diarias que debes cumplir, es necesario que te premies con algo tras conseguir tu objetivo diario. No es necesario un gran premio: un café, un par de páginas de ese libro o un paseo con tu perro pueden ser el premio. El hacer algo que te guste cada día tras conseguir tu objetivo marcado te ayudará a mantener la motivación y a conseguir crear un buen hábito de estudio.

Cómo crear o adquirir un hábito de estudio

¿Cómo puedes incorporar un hábito de estudio en tu día a día? ¿Cuánto tiempo es necesario para adquirir un hábito de estudio? Vamos a responder a todas estas dudas y te vamos a explicar cómo puedes crear o adquirir un hábito de estudio.

Empecemos aclarando cómo se adquiere el hábito de estudio. Para poder crear un hábito debemos tener claro que necesitamos dos cosas: constancia y determinación. La única forma de crear un hábito, sea el que sea, es repetirlo de forma constante, pase lo que pase, con una determinación férrea. ¿Por qué es esto tan importante? Porque está demostrado de que solamente repitiendo a diario una acción determinada nuestro cerebro es capaz de asimilarla como un hábito.

Hay expertos que aseguran que para crear un hábito de estudio son necesarios 21 días, sin embargo, está comprobado científicamente que para adquirir un hábito, ya sea de estudio o de otro tipo, necesitarás repetir la rutina durante 66 días.

Por ejemplo, imagina que te has propuesto que todos los días cenarás a las 20:00 y justo después de cenar, aproximadamente a las. 20:30, te pondrás a estudiar hasta las 23:00, hora de irse a la cama a leer un poco y a dormir. Esto supone un cambio de hábitos, ya que hasta ahora solías cenar a las 21:00 y después de cenar solías ponerte a ver la tele hasta las 12:00. Llevar a cabo este cambio de hábitos e incorporar este hábito de estudio en tu vida te supondrá un esfuerzo al principio, pero conforme vayas repitiendo esta rutina día a día, ese esfuerzo se reducirá llegando a hacerlo casi sin pensar, instintivamente.

Para adquirir un hábito, en este caso un hábito de estudio, es importante que no falles ningún día a la hora de llevar a acabo tu rutina, sobre todo durante la primera fase de 66 días. Es posible que haya momentos en los que te resulte duro, pero coge un poco de perspectiva. ¿Y si lo lo único que te separa de tu sueño, de lo que de verdad quieres hacer durante el resto de tu vida es una simple rutina? ¡Una rutina! ¿Acaso por conseguir tu objetivo, eso que siempre has soñado, no merece la pena el esfuerzo del principio? Así que, ¿a qué esperas para empezar?

Apps que te ayudan a crear un hábito de estudio

Si eres de los que no puede vivir sin su smartphone, estás de suerte, porque vamos a decirte unas apps que te ayudarán a la hora de adquirir un hábito, en este caso son dosapps que te ayudarán a crear un buen hábito de estudio.

Loop: Esta aplicación es perfecta si lo que buscas es crear una nueva rutina en tu vida. Está diseñada específicamente para todas esas personas a las que les cuesta crear rutinas diarias.

¿Cómo funciona?: Debes marcarte unas metas e ir introduciendo las nuevas rutinas que llevas a cabo para conseguirlas. Esta app evaluará tu constancia y determinación y te hará ser consciente de qué aspectos debes mantener, eliminar o reforzar en tu día a día. Esta aplicación te permitirá que con un simple vistazo seas consciente de tus avances y te ayudará a motivarte para conseguir tu objetivo.

Precio: Esta app es gratuita y solo está disponible para Android.

Habitica: Habitica es una aplicación perfecta para crear nuevos hábitos, incluso para aquellos que solo el pensar en una rutina le echa para atrás.

¿Cómo funciona?: En esta app se plantea el establecimiento de hábitos mediante la gamificación, haciendo más apetecible y divertido el hecho de crear una rutina. Te tienes que marcar unos objetivos y deberás ir cumpliéndolos para obtener recompensas. Si no los realizas correctamente obtendrás castigos. Tiene una gran comunidad de usuarios que te ayudarán a luchar contra tus propios monstruos y conseguir tus metas.

Precio: Esta aplicación es gratuita y está disponible tanto para Android como para IOS.

Test o cuestionario sobre tus hábitos de estudio

¿Te gustaría saber qué aspectos de tu rutina de estudio estás haciendo bien? ¿Qué haces mal cuando estudias y cómo puedes mejorar? Si es así, la mejor forma de analizar tus hábitos es realizar un cuestionario que te aclare todas las dudas para optimizar tu rutina de estudio en la medida de lo posible, ¿no te parece?

A continuación, hemos preparado un cuestionario sobre tus hábitos de estudio para que puedas comprobar en qué aspectos debes mejorar y cuáles estás haciendo bien. En él deberás responder con total sinceridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *