Cómo preparar una oposición cuando estás trabajando

¿Te gustaría preparar una oposición, pero no tienes mucho tiempo porque estás trabajando? ¿Eres interino y quieres preparar oposiciones para tener por fin tu plaza fija? Entonces este artículo es para ti, ya que hoy vamos a explicarte cómo puedes preparar una oposición si estás trabajando.

Cuando te decides por dar un paso como este, es importante que lo hayas pensado y meditado muy bien, ya que durante un tiempo, vas a tener que hacer ciertos sacrificios para poder compatibilizar la preparación de la oposición con tu trabajo.

Tal vez tengas un trabajo de media jornada o incluso de fin de semana. Si este es tu caso no tendrás excesivos problemas para sacar tiempo que dedicar al estudio. Puedes dedicar cada día unas cuantas horas y poco a poco, tras algún tiempo, conseguirás estar preparado para superar tu oposición y convertirte en funcionario. Pero puede que tu realidad sea otra, y que tengas una jornada completa de 8 horas, lo cual te suponga dedicar gran parte de tu día al trabajo.

Si actualmente estás trabajando, es normal que te cuestiones si es viable preparar la oposición con ciertas posibilidades de conseguir una de las plazas, ¿verdad? Pues hoy queremos dejarte claro que sí, es posible preparar una oposición mientras estás trabajando. Eso sí, debes tener claro algo. Esto es un reto para valientes, para personas con una determinación fuerte y que no quieran pasarse el resto de sus días en su zona de confort. ¿Eres así? Entonces ármate de valor, plántate con determinación frente a tu plaza y da un paso al frente. Si eres constante y sigues algunos consejos, vas a conseguir aprobar tu oposición a la vez que trabajas.

¿Es posible preparar una oposición cuando trabajas?

¿Se te hace cuesta arriba pensar en el esfuerzo que vas a tener que hacer para compatibilizar la preparación de tu oposición con el trabajo y otras obligaciones que tienes en tu día a día? Pues déjate de pensamientos negativos porque tenemos que darte una estupenda noticia: Sí, puedes aprobar una oposición a la vez que trabajas.

Antes de empezar debes tener claro que que tu situación no es la misma que la de otros opositores. No dispones de todo el tiempo que te gustaría dedicar a la preparación del temario. Tú tienes un trabajo y otras obligaciones personales, unos pagos a los que hacer frente, una familia. Si estás constantemente comparándote con otros compañeros de oposición acabarás frustrándote. Ten en cuenta que esto es una carrera de fondo y en esta carrera siempre ganan aquellos que son constantes, los que no se rinden y los que desean más que el resto llegar a la meta.

Muchos han conseguido aprobar una oposición a la vez que estaban trabajando. ¿Por qué no vas a poder hacerlo tú? Claro que vas a tener que esforzarte y renunciar a algunas cosas. Claro que tendrás días buenos, días regulares y días malos. ¿Quién dijo que fuera fácil? Pero tienes que pensar en cómo cambiará tu vida una vez hayas aprobado tu oposición. Ese pensamiento te va a dar la energía que necesitas en los momentos de debilidad.

Entonces, ¿quieres saber cómo puedes preparar una oposición mientras trabajas? A continuación te vamos a dar algunos consejos que te ayudarán a estudiar tu oposición sin necesidad de dejar tu trabajo.

Consejos para estudiar una oposición y trabajar

Ahora que tienes claro que has decidido empezar a preparar tu oposición, que has puesto en tu punto de mira convertirte en funcionario, debes tener claro algo: hay algunas pautas que deberás seguir para poder conseguir tu objetivo. Piensa que, si preparar una oposición en principio no es sencillo, tú al estar trabajando al mismo tiempo, tienes un hándicap añadido, ¿no te parece? Pero no te preocupes, porque ya verás como siguiendo unos cuantos consejos, conseguirás aprobar tu oposición en menos tiempo del que imaginas.

1. Preparar una oposición es una carrera de fondo. Keep calm, my friend.

No te agobies ni dejes que te entre el vértigo de pensar en el camino que tienes por delante. Claro que tienes un largo camino que recorrer, pero eso se da por descontado cuando decides opositar, más aun cuando trabajas. Tener clara tu situación te ayudará a optimizar tu tiempo y tus recursos mucho más. ¿No dispones de todo el día para estudiar? ¿Y qué? Hace más quien quiere que quien puede, no lo olvides.

Piensa que lo normal es que un candidato con dedicación exclusiva en estudios consiga una plaza en las categorías D o C en un año y medio, más o menos. Tal vez a ti te cueste un poco más, pero eso no puede hacer que te vengas abajo. Mira el vaso medio lleno: tu estás trabajando y no tienes la presión de necesitar conseguir un sueldo de forma acuciante, porque ya lo tienes. Piensa en positivo, no te agobies y mantén la calma. Es un proceso largo, sí, pero ¿acaso conseguir tu sueño no merece este esfuerzo?

2. La organización es vital para preparar una oposición.

Ser metódico y organizado será fundamental para conseguir tu objetivo. Intenta hacer una planificación de tu tiempo pormenorizada, ya que en tu situación cada minuto cuenta. Piensa que si trabajas media jornada puedes estudiar tres o cuatro horas por la tarde, pero si trabajas todo el día será difícil sacar más de dos o tres horas diarias para estudiar el temario.

Ten en cuenta que necesitarás todo el tiempo del que puedas disponer, por eso esos cinco minutos de aquí y los otros diez de allá pueden ser de gran importancia. ¿Solución? Tener un buen planning de estudio y cumplirlo. ¿Quieres saber cómo hacer un calendario de estudio que te permita organizarte mejor para estudiar? En este artículo te explicamos cómo hacer una planificación del estudio.

3. Introduce el hábito de estudio en tu día a día.

Si llevas tiempo sin estudiar, seguramente habrás perdido el hábito de estudio que necesitarás para poder preparar tu oposición. Intenta cumplir un horario fijo desde el primer día, ya que de esta forma conseguirás recuperar el hábito perdido en poco tiempo. Piensa que establecer una rutina fija desde el inicio te ayudará a evitar tentaciones y mantener el foco en el objetivo. Proponte estudiar a diario firmemente y con determinación y verás cómo, en menos de lo que imaginas, has conseguido incorporar esta rutina de estudio a tu vida cotidiana.

Adquirir un buen hábito de estudio no sea sencillo y requiere de ciertos sacrificios, pero cuando lo logras te facilitará muchísimo ponerte a estudiar cada día contra viento y marea. En este artículo hablamos sobre los hábitos de estudio.

4. Prepara la oposición que mejor se adapte a tus circunstancias actuales.

Necesitarás adaptar tu objetivo a tu situación actual. Valora los requisitos que necesita cada puesto para decidirte, ya que no supondrá el mismo tiempo o esfuerzo si te decides a preparar una oposición del grupo A que si apuestas por otra del grupo C, ¿verdad? Está claro que ambas opciones van a requerir de tu dedicación y tiempo, pero no al mismo nivel de entrega.

La preparación de cualquier oposición cambia mucho dependiendo del puesto o el grupo al que aspires, por eso y dado que en tu actual situación no tienes todo el tiempo del mundo para dedicarle, debes sopesar cuánto tiempo deberás dedicar a cada una de ellas a la hora de tomar tu decisión. Valora tus opciones, sopesa tus recursos e intenta elegir de forma sensata la oposición que, en estos momentos de tu vida, sea la que mejor se adapta a ti.

Además, una vez que tengas tu plaza presentarte a otra categoría por promoción interna te supondrá un esfuerzo menor. No pienses por ello que eres conformista, porque si has decidido estudiar una oposición mientras trabajas, eres la antítesis de una persona que se conforma con lo que tiene.

5. Si es posible, prepara una oposición que esté relacionada con tu experiencia o estudios.

Seamos claros, necesitas optimizar al máximo tu tiempo de estudio, ¿no te parece? Teniendo esto en cuenta, lo mejor que puedes hacer es decidirte por una oposición que esté relacionada con tu experiencia, bien sea a nivel laboral como formativo.

Si te inclinas por una oposición que esté relacionada con tu experiencia partirás con cierta ventaja a la hora de prepararte. Conocerás parte del temario con lo cual rebajarás tiempo de estudio y partirás con una ventaja frente a la mayoría de tus competidores, que pasarán gran parte del tiempo intentando asimilar conocimientos que tú ya tienes adquiridos previamente.

6. Involucra a tu entorno cercano en tu proyecto de futuro.

Muchas veces nos cuesta pedir favores, pero seamos realistas, en tu caso es totalmente necesario que te echen una mano. Todo ese tiempo que dedicamos a pequeñas tareas domésticas, a las idas y venidas del colegio o a las largas esperas en las extraescolares de los niños debes intentar dedicarlo a tu estudio. Esos ratos, a la larga se traducen en un montón de horas que puedes (y debes) dedicar al estudio de tu oposición.

Delega. No es sencillo, pero tienes que ser consciente que debes delegar parte de tus tareas cotidianas en otras personas de tu entorno para disponer de más tiempo para estudiar. Llama a tus padres, a tu pareja, tus hermanos o esos amigos de confianza. Hazles partícipes de tu situación y pide ayuda. Te sorprenderá ver hasta qué punto son capaces de implicarse las personas que te quieren para ayudarte a conseguir tu sueño.

7. Aprovecha cada momento para estudiar.

Aprovecha cualquier momento para estudiar, mientras esperas el metro o el tren, viajando en bus o paseando al perro. Graba un audio leyendo tus apuntes y escucha las lecciones en el coche o mientras haces las tareas de la casa. Ten en cuenta que cada momento cuenta.

8. Existen técnicas de estudio que te pueden ayudar a preparar la oposición.

Existen algunas técnicas de estudio que, bien aplicadas, te permitirán conseguir un aumento considerable de tu rendimiento y optimizar tu tiempo. Busca información sobre todas ellas, pruébalas para ver cuáles son las que mejor se adaptan a las pruebas que deberás superar en tu oposición y mejor te funcionan.

Intenta incorporar métodos de estudio nuevo y técnicas como la de feynman, pomodoro, SQ4R, mapas mentales, etc. Te sorprenderá ver tu evolución y lo mucho que mejoran tu productividad a la hora de estudiar. ¿Quieres saber más sobre técnicas de estudio? Aquí tienes una recopilación de las mejores técnicas de estudio.

9. Tu descanso es muy importante para superar tu oposición.

No nos referimos solamente a que duermas bien. Debes tener claro que vas a competir en una carrera de fondo y necesitarás descansos físicos y mentales, desconexiones puntuales. Al igual que es muy importante seguir las rutinas de estudio y cumplir con el planning establecido, también lo es tener tu tiempo de descanso, saber que tendrás tu tiempo libre y de desconexión.

Establece determinados momentos en los que puedas dedicar cierto tiempo para ti y los tuyos. Aprovecha ese tiempo para desconectar de verdad, para hacer esas pequeñas cosas que te gustan, para jugar con tus hijos sin mirar el reloj. Tu cerebro cogerá todas esas endorfinas de los momentos disfrutados y las transformará en energía para estudiar con más ganas y comerte el temario.

10. Recuérdate tus sueños de vez en cuando. Vas a ser funcionario.

Una oposición no se prepara en un día, ni en un mes. Es un proceso de aprendizaje largo y eso supone que tendrás muchos días buenos en los que querrás comerte el mundo y algunos malos en los que lo echarías todo por la borda. No dejes que puedan los días malos. Escribe tu meta, tu objetivo en un papel y coloca éste en un lugar que veas a diario. Léelo cada día antes de empezar a estudiar para que te recuerde desde el principio que tienes un sueño que cumplir y que lo estás haciendo porque es una inversión en tu futuro y en el de los tuyos.

11. Existen cursos de preparación de tu oposición compatibles con tu trabajo.

¿Has decidido preparar tu oposición por libre? Bien, es tu decisión, pero sopesa tu situación y no descartes las ventajas que te ofrecen algunos cursos que se imparten online. Internet te da la posibilidad de asistir a clases de preparación y apoyo de forma online a cualquier hora, desde cualquier lugar. Estamos de acuerdo en que es posible aprobar una oposición estudiando por tu cuenta, pero si piensas en unos de tus bienes más escasos, el tiempo, quizá no sea mala idea buscar ayuda para preparar tu oposición, te puede ahorrar mucho tiempo.

Si te das una vuelta por Google encontrarás centros online especializados para preparación de todo tipo de oposiciones que te ayudarán a optimizar tu tiempo, resolverán tus dudas y te guiarán durante el proceso desde su experiencia.

Sabemos que estudiar una oposición no es fácil para nadie, así que para alguien que además trabaja y tiene unos horarios reducidos puede ser todavía un poco más complejo. Entendemos que es un camino largo y arduo, pero queremos que tengas claro que puedes hacerlo.

¿Lo más importante que debes tener en cuenta? Intenta tomar las decisiones correctas, aunque a veces no te resulte sencillo hacerlo. Razona muy bien cada paso del proceso, desde la elección de la oposición, a las técnicas de estudio o el tiempo que vas a dedicar a preparar cada materia. Si lo haces de manera correcta conseguirás simplificar mucho la situación y aumentarás considerablemente tu rendimiento. Piensa con la cabeza, aunque te guíe el corazón ya que tomar las decisiones correctas y ser constante será la diferencia entre conseguir tu plaza o quedarte por el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *