Rutina de mañana para tener un día más productivo

Suena el despertador un par de veces. Lo miras y retrasas la alarma unos minutos más. Vuelve a sonar y más de lo mismo. Para cuando te quieres dar cuenta ha pasado media hora y ya vas con prisa y estrés el resto del día. ¿Te suena, verdad? Hoy vamos a enseñarte cómo puedes aumentar tu productividad simplemente cambiando tus hábitos al levantarte. ¿Estás preparado para cambiar tu rutina de mañana?

¿Por qué deberías cambiar tu rutina de mañana?

La mayoría de nosotros hacemos cada mañana más o menos lo mismo y prácticamente a las mismas horas: suena el despertador, nos levantamos, nos damos una ducha, nos vestimos y salimos corriendo de casa para no pillar demasiado atasco de camino al trabajo o al lugar de estudio correspondiente. Vamos corriendo como un pollo sin cabeza desde que ponemos un pie fuera de la cama y cada día pensamos que no se puede vivir así, con tanto estrés y tanta prisa. Encima, por mucho que corramos nunca nos da tiempo ni de tomar un desayuno como Dios manda y casi todos nos sentimos agradecidos si, con suerte, llegamos con unos minutos de antelación y podemos tomar un café rápido de la máquina del office. ¿Te resulta familiar esta situación, a que sí?

Esto, que hemos llegado a normalizar porque a casi todos nos sucede a diario, es una forma horrible de comenzar el día y hace que empecemos nuestra vida diaria con unos niveles insanos de nervios y ansiedad, los cuales a la larga pueden llegar a pasarnos factura. A eso tenemos que añadir la sensación que nos invade diariamente de que nunca llegamos a nada, por mucho que lo intentemos. Si hablases con tus amigos y familiares te darías cuenta de que a casi todos les pasa lo mismo y tienen los mismos sentimientos de frustración a diario. ¿Es normal? No, pero lo cierto es que esta forma de comenzar el día se ha convertido en parte de nuestra rutina diaria. Insano sí, habitual también.

¿Te has preguntado alguna vez qué harías si tu día comenzase de una manera diferente? Un poco de deporte, un café tranquilo, un paseo escuchando música, una larga ducha caliente a primera hora de la mañana… ¿Te parece un lujo poder realizar algo así a diario? Pues tú puedes conseguirlo con algo tan simple como cambiar tu rutina de primera hora cada mañana. ¿Quieres saber cómo crear una nueva rutina por la mañana?

¿Cómo crear una rutina de mañana para que aumente tu productividad?

¿Pero de verdad que cambiar mi rutina por la mañana va a mejorar mi productividad tanto? Piensa una cosa, la mayoría de los emprendedores famosos que han construido auténticos imperios tienen un punto en común: todos y cada uno de ellos hablan de los grandes beneficios que les ha aportado a lo largo de su vida el establecer una rutina de mañana provechosa. Sí, seguramente tú no vayas a convertirte en uno de esos gurús de los negocios, porque no está en tus planes a medio-largo plazo, así que hazlo simplemente para ayudarte a tener un día a día más estructurado y obtener los beneficios diarios que esto te puede traer.

Entonces ¿cómo puedes introducir nuevos hábitos al levantarte para aumentar tu productividad diaria? Como te comentábamos en nuestro post sobre cómo crear un hábito de estudio, un hábito es la práctica habitual y constante de una actividad. ¿Qué significa esto? Pues que para conseguir introducir nuevos hábitos en tu vida debes practicarlos de forma continua durante un cierto tiempo y, poco a poco y antes de que te des cuenta, habrás introducido todos estos cambios en tus rutinas de mañana y te habrás convertido en el rey de la productividad matutina.

A continuación tienes algunas consejos que te pueden resultar muy útiles a la hora de empezar a realizar estos cambios en tus mañanas que van a transformar tu día a día.

  1. Determina el POR QUÉ quieres realizar estos cambios. Incorporar estos nuevos hábitos a tus mañanas te va a suponer un esfuerzo, y si quieres que esto llegue a buen puerto deberás tener una motivación suficientemente potente.
  2. Introduce solo un cambio a la vez en tu rutina de mañana. No va a servir de mucho querer cambiar radicalmente de costumbres, ya que esto lo único que va a hacer es que te canses al poco tiempo y abandones. Primero introduce un hábito y solo cuando este hábito esté suficientemente arraigado en tu día a día, piensa qué nuevo hábito vas a añadir. De esta forma podrás focalizar toda tu energía y fuerza de voluntad en un único cambio y tendrás muchas más probabilidades de éxito.
  3. Empieza incluyendo los hábitos más transformadores a tu rutina de mañana. De esta forma verás los resultados más importantes durante las primeras semanas, y esto supondrá un extra de motivación que te ayudará a continuar con tu cambio de rutina.
  4. Puedes utilizar una aplicación para ver cómo avanzas con tus objetivos. Al comprobar tu progreso te darán ganas de continuar, de no dejarlo. En este aspecto, la gamificación es de mucha ayuda a la hora de conseguir tus metas. En este artículo vas a encontrar algunas apps que te van a ayudar a incorporar nuevos hábitos.

¿Qué hábitos debería incluir tu rutina de mañana?

Llegado este momento seguramente te estés preguntando qué deberías hacer para establecer un cambio en tus mañanas y comenzar el día con unos hábitos más saludables y productivos. A continuación te vamos a indicar algunos hábitos que puedes incluir en tu rutina de mañana y que te harán comenzar tu día a tope y con las pilas cargadas.

  1. Empieza a preparar tus mañanas la noche anterior. Si quieres tener un gran comienzo de día debes planificarlo previamente. Puedes dejar preparado todo lo que puedas necesitar a primera hora: desde la botella de agua para el gimnasio, los calcetines que vas a ponerte o el bolso que vas a llevar a esa reunión. Hacer esto hará que no pierdas el tiempo en cosas insignificantes nada más levantarte. El tener todo preparado con antelación y dejar todo listo antes de dormir te hará ir la cama con la tranquilidad necesaria para poder descansar profundamente. Esto será un factor decisivo para que cuando suene el despertador puedas afrontar el nuevo día descansado y con ganas de comerte el mundo.
  2. Desconecta unas horas antes de irte a dormir. Olvídate del email, de las redes sociales y de todos tus dispositivos tecnológicos. Evita el uso de las pantallas (móviles, portátil, televisión…) durante un rato antes de acostarte ya que la luz azul que desprenden interfieren en tu ciclo del sueño. Cambia todo lo anterior por actividades más tranquilas y relajantes, como por ejemplo leer un libro en la cama.
  3. Asegúrate de que has dormido lo suficiente. Dormir es vital para encontrarte bien. No es compatible ser una persona productiva con no dormir las horas suficientes. Así que si quieres madrugar más para tener más tiempo y conseguir hacer mucho más, deberás ir a la cama antes. Robar horas de sueño para dedicarlas a otras actividades puede tener efectos catastróficos para los objetivos que te has marcado.
  4. No retrases la alarma del despertador. Evita empezar el día fallando. Cuando suene la primera alarma (sí, has leído bien, la primera) sal de la cama y no mires atrás. No remolonees, nada de cinco minutos más. Da un salto y comienza el día con la firme determinación de que hoy va a ser un día genial.
  5. Planifica una tarea importante o algo que te apasiones para primera hora de la mañana. Esto quizá suponga la motivación extra que necesitas para levantarte de la cama sin pensarlo dos veces.
  6. Intenta levantarte siempre a la misma hora. Sí, has leído bien. SIEMPRE. Cambiar la rutina los fines de semana no sirve de nada, ya que lo único que consigues es que el lunes vuelva a costarte comenzar de nuevo con ella. Puede que te parezca fatal y que prefieras quedarte un par de horas más en la cama, pero piensa en el conjunto y cómo estás consiguiendo que tu día a día cambie a mejor. Míralo con perspectiva y en que es una oportunidad de comenzar a disfrutar de los silenciosos paseos de los domingos por la mañana.
  7. Evita el uso de dispositivos electrónicos y redes sociales nada más despertarte. Ahora es momento de hacer otras cosas con las que aproveches mejor tu tiempo que eso. Recuerda que con esta rutina tratamos de aprovechar el tiempo a primera hora y regalarnos un momento para nuestro bienestar, así que ¿no crees que sería una pena desperdiciarlo viendo vídeos de gatitos en Facebook? Las redes sociales sí, pero más tarde.
  8. Introduce algo de ejercicio en tu nueva rutina. Dar un paseo, hacer yoga, algo de running o ir al gimnasio. Cualquier ejercicio que te guste hacer será bienvenido. No es necesario que lo hagas a diario, comienza poco a poco y al poco tiempo verás cómo cambia el mundo cuando empiezas el día con una dosis de endorfinas.
  9. Regálate un desayuno saludable. Sí, de esos que vemos en las películas, con su zumo y sus cereales. De los que te dejan tiempo para sentarte y leer tranquilamente el periódico. Este momento debe ser el primer regalo que te hagas a diario y es fundamental para mejorar nuestro día a día y obtener los beneficios de unos hábitos de vida más saludables.
  10. Aprovecha para tener tu momento diario de introspección. A veces vamos tan liados por el resto del mundo que nos olvidamos de nosotros mismos. Piensa, medita, reflexiona. Márcate objetivos y pequeñas metas, observa tus progresos. Recuérdate dónde estás y hacia dónde quieres ir. Y mímate un poco, que te lo mereces.
  11. Mantén una actitud positiva frente al mundo. No comiences el día de mala gana, triste o enfadado. Aunque no te lo creas, la manera en la que nos levantamos será determinante a lo largo del día. Una sonrisa, cabeza alta y mente positiva. Con esto ya llevarás el buen rollo al menos la mitad de tu día. ¿Y si algo no te gusta? No te quejes, solo piensa qué puedes hacer para cambiarlo.

Aplicaciones que te pueden ayudar con tu rutina de mañana.

¿Sabes que tu smartphone puede ser uno de tus mejores aliados para ayudarte con tu rutina de mañana? Solo tienes que darte un paseo virtual por Google Play o la App Store de Apple para darte cuenta de la cantidad de aplicaciones que existen para organizar tu tiempo y ayudarte a conseguir tus objetivos. Y tal vez esa cantidad sea tu problema: ¿por cuál debes decidirte? Mejorar tu productividad, organizarte mejor, crear o mejorar tu rutina…Para ayudarte a tomar una decisión y comenzar a aprovechar al máximo tu rutina de mañana hemos preparado una selección de apps que te harán mejorar tu rutina de primera hora de la mañana y te harán aumentar exponencialmente tu productividad diaria.

  1. Todoist: Esta aplicación es perfecta para organizarte correctamente. Esta aplicación te permite crear listas de tareas. Es muy sencilla de utilizar. Puedes añadir fechas límite y alarmas a tus tareas para evitar que se te olviden. Puedes añadir colaboradores a tus listas de tareas, lo cual es muy útil si trabajas en equipo o si tienes que estudiar o presentar algo en grupo. Tiene un interfaz bastante limpia y sencilla de utilizar. Tiene una versión gratuita y otra de pago, y está disponible en todas las plataformas: Android, IOS, Windows, Mac, web, extensión de Chrome, etc.
  1. Any.do: Otra gran aplicación para organizar tu tiempo. Te permite crear listas, recordatorios o tareas pendientes y se sincroniza en todos tus dispositivos para que puedas acceder a tu aplicación y organizar tu tiempo desde cualquier lugar. Una de las cosas que más nos gusta es que puedes establecer recordatorios de cosas que hacer por lugares, con lo cual te aseguras de que cuando vayas a algún sitio te recuerde que debías hacer algo concreto en ese lugar. Otra de sus características es la limpieza de su interfaz, blanco, limpio, sencillo y moderno. Disponible en todas las plataformas ( web, Chrome, Android, Windows, Ios, Apple, Amazon Alexa e incluso en una de nuestras aplicaciones de trabajo compartido favoritas: Slack.
  1. Loop: Si tu problema es ser capaz de establecer una nueva rutina, sin duda esta es tu aplicación. Loop es una app gratuíta diseñada para crear rutinas diarias, en la que vas añadiendo nuevos hábitos y rutinas para conseguir las metas que has marcado. Tiene un algoritmo que evaluará la fuerza de tus rutinas diarias, lo cual te permite ser consciente en todo momento de los aspectos que debes mantener o los que debes reforzar. Podrás ver el análisis de tus actividades diarias y visualizar mediante un gráfico tus avances, lo cual es muy útil para motivarte y construir unos buenos hábitos. ¿Un pero? Solamente está disponible para Android.
  1. Habitica: Esta app gratuita es plantea la creación de nuevos hábitos y la mejora de tu productividad como un juego, ya que está basada en la gamificación. Puedes poner listas de tareas y marcarte objetivos y obtendrás recompensas o castigos en función de cómo las hayas afrontado. Cuenta con una amplia red de usuarios que te ayudarán a conseguir objetivos y a luchar contra tus monstruos para llegar a tu meta. Con el uso de la gamificación esta app te servirá para hacer más atractivo el añadir un cambio en cualquier aspecto de tu vida cotidiana, desde comer más fruta hasta estudiar dos horas más. Está disponible para Android e IOS.

Aplicaciones para tus dispositivos electrónicos, saltos de la cama, duchas o deporte. Recuerda que todo esto no sirve de mucho si no va acompañado de la herramienta más poderosa: tu determinación. Tener claro que quieres cambiar tus hábitos y establecer nuevas rutinas es algo que solo tú puedes hacer.

Sé constante, sigue estos consejos y, en menos tiempo del que imaginas, comenzarás a ver los frutos de tu trabajo. Verás cómo simplemente por abrirte al cambio y realizar una buena rutina a primera hora de la mañana te hará aumentar exponencialmente tu productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *