La Técnica de Estudio Pomodoro

La técnica pomodoro

Seguro que a estas alturas ya has oído hablar de ella pero, ¿sabes en qué consiste realmente la técnica de estudio Pomodoro? No te preocupes porque si todavía no tienes claro qué es o cómo puede ayudarte la técnica Pomodoro a la hora de estudiar estás de suerte: en este artículo vamos a enseñarte todo lo que debes saber sobre esta eficiente técnica de estudio que disparará tu productividad.

¿Qué es y cómo funciona la técnica pomodoro?

Empecemos con un poco de historia. La técnica Pomodoro fue creada en los años 80 por Francesco Cirillo porque vio la necesidad de encontrar un método de estudio en el que pudiese gestionar y administrar el tiempo que dedicaba a cada tarea. Y ahí comenzó la andadura del Método Pomodoro.

El método Pomodoro es básicamente una herramienta de gestión y organización del tiempo que dedicamos a cada tarea, bien sea a lo largo de la jornada laboral o durante el tiempo que dedicamos al estudio. El éxito de esta técnica de estudio es que hace más llevadera la tarea que tenemos entre manos y además nos permite saber el tiempo real que nos lleva cada cosa, llegando a ser más conscientes de cómo empleamos nuestro tiempo.

Partimos de la base de que, a diferencia de los ordenadores, para ser capaces de obtener nuestro mejor rendimiento mental debemos organizar nuestro tiempo de estudio teniendo en cuenta el funcionamiento de nuestro cerebro, con sus picos y sus valles. Por este motivo la técnica de Pomodoro nos propone estructurar el tiempo de estudio en espacios de tiempo cortos pero de alta intensidad, seguidos por pequeños descansos que harán que tu tarea sea mucho más llevadera. Esta premisa es la base de la técnica de estudio de Pomodoro.

Para comenzar a aplicar la técnica de Pomodoro, lo primero que debes hacer es prepararte para una desconexión real y total de tu entorno. Nada de mails, mensajes o llamadas. Durante el tiempo que dediques a estudiar con este método no puedes tener ningún tipo de distracción. Ten en cuenta que su éxito está basado precisamente en la intensidad del tiempo que vas a dedicar al estudio.

Una vez hayas conseguir aislarte del mundanal ruido, debes tener claras las tareas que vas a llevar a cabo. Para eso necesitas haber realizado previamente una lista de las tareas que debes hacer durante esa jornada: estudiar un determinado tema, redactar un informe o lo que sea. En la lista de tareas tienes que establecer la importancia y prioridad que tiene cada tarea, utilizando una numeración (1, 2, 3…), un código de colores,…

Ahora que ya tienes claro a qué vas a dedicar tu tiempo, debes contar con un reloj o aplicación que cronometre el tiempo. Programa el cronómetro en periodos de 25 minutos, los cuales dedicarás a estudiar o trabajar, tras los cuales dejarás 5 minutos de descanso. A cada uno de estos periodos de 25 minutos se llama Pomodoro.

Tras 4 pomodoros de 25 minutos debes dar paso a un descanso prolongado, de 20 o 30 minutos. Esto es de gran importancia, ya que te ayudará a desconectar de la tarea que estabas haciendo y te permitirá despejar tu mente. Durante este descanso es muy importante desconectar de verdad, por eso hay que aprovechar ese rato para dar un paseo, tomar un café o charlar con un amigo. Debes evitar saturarte con lo que estás haciendo, por lo que estos descansos prolongados son esenciales para poder dar el máximo rendimiento cuando vuelvas a sentarte.

Recuerda, para usar el Método Pomodoro tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Identifica en una lista las tareas y priorizarlas.
  2. Pon en marcha el temporizador 25 minutos (un pomodoro) y deja un descanso de 5 minutos cuando acabes.
  3. Realiza la tarea que te hayas marcado de forma intensiva y sin distracciones de ningún tipo.
  4. Cada 4 pomodoros descansa 20 o 30 minutos de verdad, dejando de pensar en la actividad anterior en la medida de lo posible.

¿Cómo aplicar la técnica pomodoro para estudiar?

Ahora que ya sabes cómo funciona la técnica de Pomodoro puede que te surja una pregunta clave: ¿cómo puedo aplicar esta técnica para estudiar? ¿Debo estudiar siempre con la Técnica de Pomodoro?

Aunque el método Pomodoro es perfecto para muchos tipos de tareas de estudio no está nada recomendado para otras, así que lo mejor es que aclaremos cómo y cuándo debes aplicar la técnica Pomodoro. 

Como antes hemos comentado, la técnica de Pomodoro combina periodos de tiempo de trabajo muy intenso con descansos. Esto significa que depende de qué tareas debas hacer es recomendable utilizarla o no. Por ejemplo, esta técnica es perfecta para estudiar materias densas, que requieren mucho tiempo de estudio (los típicos tochos, vamos). Derecho romano, Filosofía o Historia del siglo XX son candidatas perfectas para emplear la técnica de Pomodoro. También es un método perfecto para estudiar oposiciones ya que requieren de horas y horas sentados tras una mesa para poder asimilar bien lo que estás estudiando.

¿En qué casos no es recomendable utilizar la técnica Pomodoro? Esta técnica de estudio no es recomendable con actividades creativas: trabajos en equipo, tormentas de ideas, diseños… Todo lo que tenga que ver con la creatividad está reñido con el tiempo. ¿Cómo se puede cuantificar el tiempo que te lleva crear y desarrollar una idea? Sinceramente, dependerá más de la inspiración que tengas ese día que del tiempo que dediques a ello.

¿Te sigues preguntando cómo puede el método de Pomodoro ayudarte en tus estudios? Pues de muchas maneras, pero sobre todo debes pensar que el método Pomodoro es una forma estupenda de aumentar tu productividad. ¿Cómo es posible? ¿De verdad funciona esto de estudiar y parar a descansar cada poco tiempo? Pues precisamente esa es precisamente la clave de su alta efectividad. Al estudiar de manera intensiva y sin distracciones de ningún tipo hace que tu tiempo de estudio sea mucho más efectivo. A esto además tienes que añadir que hacer pequeños descansos cada poco tiempo, lejos de ser improductivo, ejerce justo el efecto contrario: hace que te centres más y mejor en lo que estás haciendo durante el tiempo de alta actividad, con lo que aumenta mucho tu rendimiento.

Piensa en este ejemplo: ¿te imaginas un deportista que estuviese realizando ejercicio de manera intensiva durante cuatro o cinco horas sin descanso? Acabaría agotado, ¿verdad? Tal vez lo pudiese hacer un día o dos a lo sumo, pero en ningún caso podría ser capaz de prolongar esta rutina durante un periodo de tiempo más o menos largo sin desfallecer. Cualquiera que haya ido a un gimnasio sabe que para estar en forma el mejor método es realizar tareas de alta intensidad durante un lapso de tiempo corto seguido de unos minutos para descansar, los cuales son totalmente necesarios para poder comenzar de nuevo con el mismo nivel de intensidad. Nuestra mente funciona igual. Estudiar intensivamente durante un espacio de tiempo limitado el cual, tras finalizar, es seguido por un breve descanso, hace que se maximice exponencialmente nuestro rendimiento cerebral. Por eso es tan efectiva esta técnica a la hora de estudiar, porque llevándola a cabo convierte tu sesión de estudio en un Interval Training mental, ya que se basa en un entrenamiento intensivo que te ayudará a mantener un alto rendimiento y potenciar tus capacidades.

Las mejores Apps de la técnica pomodoro

¿Te gustaría saber cuales son las mejores apps para el método Pomodoro? Sea cual sea el sistema operativo de tu ordenador o smatphone, tienes un amplio abanico de aplicaciones que te ayudarán a poner en práctica la técnica de Pomodoro en tu tiempo de estudio.

Aplicaciones web para la técnica Pomodoro:

  • Tomatoes: es un temporizador online. Tiene un reloj en el que puedes programar el tiempo de trabajo que te ayuda a mantenerte centrado gracias al sonido del tic tac. Si eres de los que este sonido le pone de los nervios no te preocupes, puedes silenciarlo. También tiene la posibilidad de instalar su extensión en Chrome.
  • Tomatoro: temporizador online perfecto para trabajar, ya que nos permite ajustar el tiempo de estudio, de descanso corto y de descanso largo. Interfaz sencilla y atractiva.
  • Tomato Timer: temporizador online con diferentes opciones: puedes ajustar tiempo de estudio, de descanso corto o largo, ajustar el volumen de la alarma o silenciarla, y elegir sonido de alarma. Además te permite poner un objetivo diario de pomodoros a cumplir. Interfaz poco atractiva pero bastante sencilla.

Apps del método Pomodoro para trabajar desde Mac e IOS:

  • BeFocused: Aplicación para Mac e IOS, basada en un timer de Pomodoro, pero permite ajustar todos los tiempos, parar fácilmente si hay alguna interrupción o mantenerte informado de objetivos cumplidos. Además, puedes obtener estadísticas para ver tu rendimiento cada cierto tiempo. Es de fácil acceso en la barra de herramientas y tiene una bonita interfaz.
  • Tomates: Temporizador para Mac altamente configurable en todos los aspectos. Permite elegir tiempos para tareas o descansos, notificaciones, crear series de tareas, ademas de tener una atractiva interfaz con mucho detalle.
  • Forest: Es una app para Iphone y Ipad perfecta para mejorar los hábitos y mantenerte centrado en una tarea. Mientras se está utilizando la app restringe el uso del teléfono, lo cual ayuda para no perder el hilo. Su funcionamiento es el siguiente: comienzas plantando una semilla y empieza a contar el timer. Mientras que estás centrado en la tarea el árbol va creciendo. Si suena el teléfono y lo coges el árbol comienza a marchitarse. Al final si te mantienes centrado en lo que estás haciendo consigues crear poco a poco un bonito bosque. Tiene estadísticas para ver la distribución que haces de tu tiempo y puedes compartir tus logros en redes sociales. Además, permite hacer una buena acción: podrás plantar árboles reales con la organización Trees for the Future.

Apps del método Pomodoro para trabajar desde Android:

  • Forest: Funciona igual que la misma aplicación para Apple. Bonita interfaz y sencilla de utilizar.
  • Brain Focus: App en el que tienes un temporizador con bastantes opciones para personalizar: puedes ajustar tiempos, ajustar el volumen, sonidos de la alarma o incluso inhabilitar el wifi y silenciarla. Tiene disponible seis temas diferentes para que elijas el color que más te gusta. Muy sencilla y fácil de usar.
  • Focus Timer Reborn: Probablemente una de las apps más completas. Consiste en un temporizador ininterrumpido que te ayudar a mantenerte centrado. Permite extraer datos de analíticas de rendimiento, registros de trabajo, etc. Los datos nunca se pierden ya que se quedan grabados en la nube. Interfaz atractiva y sencilla de manejar, que permite analizar muchos datos y configurar casi todo. Fácil acceso a la misma desde la pantalla principal. De las apps más completas y además es gratuita y sin anuncios.

Extensión de Google Chrome para la técnica Pomodoro:

  • Forest: Esta aplicación también tiene extensión para Google Chrome. Muy recomendable.
  • Marinara: temporizador que puedes dejar fijo en tu barra de herramientas de Chrome. Permite varias opciones como ajustar los tiempo, ajustar el volumen de la alarma o silenciarla, puedes elegir sonido de alarma entre 20 distintos, puedes descargar estadísticas, configurar objetivos… Una aplicación bastante completa y con una interfaz sencilla y bonita.
  • FocusMe: Muy similar a Marinara, permite muchos ajustes. Además en FocusMe puedes compartir en Redes Sociales tus metas y objetivos cumplidos. Una de las aplicaciones de Pomodoro más completa.

Ventajas y desventajas de usar la técnica pomodoro

¿Te gustaría conocer las ventajas y desventajas de la técnica Pomodoro para estudiar? Hemos pensado que, para que conozcas mejor aún este método de estudio, es necesario que tengas toda la información posible, incluso algunas de sus principales ventajas e inconvenientes. De esta forma podrás tener una idea general bastante clara de cómo puede ayudarte.

Ventajas de la Técnica Pomodoro

  • Hace que estés centrado en algo al 100%, nada de multitarea.
  • Mejora mucho la productividad si lo utilizas habitualmente.
  • Tomas consciencia plena del tiempo que dedicas a cada tarea o asignatura.
  • Es un método perfecto para organizarte bien y aprender a priorizar.
  • Es una técnica perfecta para los procrastinadores, ya que al estar compuesta por periodos cortos de tiempo, es más sencillo olvidarnos de la pereza.
  • Es compatible con cualquier método de estudio: Feynman, SQ4R, Cornell…

Desventajas de la Técnica Pomodoro

  • Es muy inflexible. Puedes adaptar los tiempos a tu estudio, pero muy poco. No puedes dedicar periodos de 45 minutos y descansos de 15’ o estudios de 15’ y descansos de 5 minutos. ¿Puedes adaptarla? Sí, pero no demasiado. Tiene una estructura que hay que llevar a cabo intentando modificarla lo menos posible.
  • Es muy absorbente y para que funcione bien no puedes parar en medio del estudio o tarea para contestar una llamada o hablar con alguien.
  • Es incompatible para un estudio o trabajo en grupo. Es una técnica totalmente individual.
  • No sirve para trabajos creativos, es más, es contraproducente. No es bueno para nuestra creatividad el ponernos como meta tres pomodoros para realizar una tarea concreta, ¿no te parece? En esto de crear hay que dejar que las ideas fluyan y dejarse llevar. Be water, my friend.

¿Qué te ha parecido la técnica de estudio Pomodoro? ¿Te ha resultado interesante? Pues ahora toca ponerla en práctica. Cuéntanos en los comentarios si al aplicar esta técnica has notado una mejora en tu rendimiento a la hora de estudiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *