Ventajas y desventajas de estudiar online

Ventajas y desventajas de studiar online

¿Estás pensando hacer un curso y tienes dudas de si estudiar online o en modalidad presencial? A veces la formación online genera ciertas dudas, casi siempre derivados de prejuicios que llevamos puestos y que hemos heredado de la educación tradicional. Así que hemos decidido hacer análisis objetivo de cuáles son las ventajas y los inconvenientes de estudiar online.

Seguramente, sabrás que llevamos años impartiendo cursos online y hemos tenido la suerte de ver la evolución que se ha producido en la aceptación de la formación online en la sociedad, y lo cierto es que los cursos online cada vez tienen más adeptos. Esta evolución se ha producido por varios motivos, pero podemos destacar dos de ellos:

  • El crecimiento y la normalización del uso de internet en nuestro día a día.
  • La necesidad creciente de formarse y reinventarse de una forma continua. Debido al entorno, cada vez más cambiante, en el que vivimos.

La facilidad de compatibilizar la formación online con el resto de tus obligaciones, reducir los desplazamientos, o acceder a una formación de calidad a un precio más económico pueden ser algunas de las ventajas que tiene estudiar online, pero también queremos poner en la otra parte de la balanza los principales inconvenientes que van asociados a los estudios online.

Ventajas de estudiar online

Desde hace algún tiempo, el número de alumnos que se decantan por llevar a cabo unos estudios online crecen exponencialmente año tras año. Jóvenes, mayores, trabajadores o parados, da igual el perfil, y es que la formación online cada vez tiene una presencia más transversal en la sociedad.

Es un hecho que cada vez se demandan más los cursos online, desde microcursos, formación media, hasta estudios superiores y posgrados. Pero ¿en qué radica su éxito? ¿Cuáles son las ventajas que tiene la formación online para que se incremente su crecimiento año tras año?

Los motivos que pueden llevar a cada persona a estudiar online son personales y de distinta índole, pero lo cierto es que la mayoría de los alumnos coinciden en que las ventajas que les ofrece este tipo de formación han sido determinantes a la hora de inclinar la balanza de su lado frente a la formación de tipo presencial. A continuación, te explicamos algunas de las principales ventajas que ofrece la formación online:

1. La formación online es compatible con otras obligaciones

Ya no hay una edad máxima para estudiar. Cada vez es más imprescindible seguir un plan de formación para estar al día en tu profesión o, incluso, reinventarte. Es por ello que muchos alumnos cuando se plantean realizar un curso, tienen que valorar si va a ser compatible con el resto de obligaciones que tienen (trabajo, familia y, por qué no, momentos de ocio).

La formación online les facilita seguir formándose y poder gestionar su tiempo como ellos consideren oportuno. Cuando trabajas 6, 8 o 10 horas, es muy complicado ser constante a la hora de asistir a un centro de formación presencial. Piensa una sola cosa, ¿qué vas a dejar de hacer para disponer del tiempo que necesitas para desplazarte, asistir a clase, volver a desplazarte y estudiar en casa?

Cada minuto cuenta, y con la formación online puedes dedicar más tiempo a tu formación y en el mejor momento para ello (descansos en el trabajo, desplazamientos, después de cenar, antes de ir a trabajar,…). Tú eres el dueño de tu tiempo y lo administras como consideras oportuno, y el no tener unos horarios rígidos y fijos hace posible que mucha gente, que de otra forma no podría estudiar, pueda seguir formándose.

2. Estudiar online es más económico

Seguramente no sea lo más importante, pero uno de los factores que hace que muchos alumnos decidan estudiar online es por el ahorro que supone frente a la formación presencial. Los cursos online suelen ser más baratos que los presenciales, ya que el centro de formación pueden optimizar mucho más sus recursos, sin embargo, debes tener cuidado con los cursos que se podría decir que casi que los regalan. Si quieres un curso de calidad, con buenos materiales y un buen soporte por parte de los profesores debes asumir que tendrá un coste.

Al ahorro, por la diferencia de precio entre los cursos online y los presenciales, debes sumar el ahorro debido a que vas a poder estudiar desde casa y no vas a tener que desplazarte.

3. Estudiar cursos online es la opción perfecta si no vives en grandes ciudades.

Muchos de nosotros vivimos en ciudades más o menos grandes que te ofrecen múltiples servicios de todo tipo, desde transporte público hasta una oferta formativa de casi cualquier ámbito, y a veces se nos olvida que muchísima gente no tiene estas posibilidades en su día a día.

La realidad es que muchísimas personas viven en el medio rural o en ciudades pequeñas en las que no disponen de la oferta formativa que sí existe en otros puntos de la geografía y, por ello, pueden verse perjudicados a la hora de llevar a cabo sus estudios y desarrollarse profesionalmente. Para todos ellos, la formación online es una opción perfecta ya que les permite poder elegir qué estudios desean realizar realmente y formarse en lo que quieran. Piensa que hoy día es posible formarse con los mejores profesores de las mejores universidades del mundo desde casi cualquier parte del planeta.

4. Tú marcas tu propio ritmo de estudio

En la formación tradicional, lo habitual es que desde el principio de un curso ya se ha marcado el ritmo de estudio que deberán seguir todos los estudiantes, independientemente de su capacidad o su situación personal. Sin embargo, la formación online permite a los estudiantes una mayor autonomía a la hora de marcar el ritmo en el que avanzas en el curso.

Tú eres quien decides dedicar menos tiempo a una parte del temario que se te da realmente bien y estudiar más tiempo aquello en lo que encuentras más dificultades. Tú decides cuánto tiempo estudiar en cada momento, en función de tu situación personal o profesional. Es posible que determinados momentos tengas que avanzar más lento que el resto de alumnos, y en otros momentos puedas dedicar más tiempo a estudiar y avanzar más rápido. Incluso, en muchos cursos online tú decides cuándo finaliza el curso, ya que no tiene una fecha determinada de finalización.

5. Puedes estudiar online casi cualquier cosa que te propongas

¿Te gustaría seguir estudiando y formándote? La oferta formativa que tienes disponible en la formación online es impresionante. Gracias a internet vas a poder aprender desde cómo arreglar una cafetera hasta cómo crear un proyecto relacionado con la inteligencia artificial con los mejores profesores de la Universidad de Stanford. Y esto era algo impensable hace muy pocas décadas.

Si lo piensas bien, somos unos afortunados, ya que tenemos a mano un mundo de conocimiento al que podemos acceder desde el ordenador de casa o, incluso, desde el móvil . ¿Te imaginas si Galileo Galilei, Blaise Pascal o Albert Einstein vivieran en nuestros días y tuvieran acceso a un ordenador con internet?

¿Te animas a estudiar online? ¿Te gustaría saber dónde poder estudiar una carrera universitaria online o un grado superior desde casa? Hemos preparado un artículo donde podrás encontrar las mejores universidades para estudiar un grado universitario online, y si prefieres estudiar un grado superior de FP, aquí tienes los mejores centros para estudiar FP online.

Desventajas de estudiar online

Pero no todo van a ser ventajas. Como casi todo en este mundo, todo tiene su parte positiva y la negativa. Por ello, vamos a analizar cuales son las desventajas o inconvenientes que se pueden presentar a la hora de estudiar online.

Además, debemos tener en cuenta que cada persona es diferente, por lo que es posible que lo que para algunos es perfecto para otros puede no serlo tanto. A la hora de estudiar los alumnos tienen características y necesidades diferentes, de manera que para algunos estudiantes la libertad que le ofrece la formación online y la posibilidad de poder gestionar su tiempo de estudio es estupendo, mientras que otros alumnos, necesitan algo más rígido y estructurado.

A continuación tienes algunas de las principales desventajas de estudiar online:

1. Estudiar online requiere de disciplina y constancia

Tal y como decía su tío a Spiderman, “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Y cuando decides estudiar online estás asumiendo el poder que te otorga la libertad a la hora de planificar y marcarte tus horarios de estudio. Tú y solo tú, eres responsable dar los pasos que tienes que dar para lograr tus objetivos, y para ello vas a tener que ser constante y disciplinado.

Pero, al fin y al cabo, si estás leyendo este artículo seguramente no seas un adolescente. Lo más seguro es que tengas claro cuál es tu meta, y si tienes una meta que realmente te motive y valga la pena, te será mucho más fácil esforzarte y ser constante.

2. ¿Estudiar online es sinónimo de estudiar solo?

Los seres humanos somos animales sociales, y necesitamos relacionarnos y mantener contacto con otras personas. Es por ello, que muchas veces se asocia la formación online con la soledad del estudiante. Y lo cierto es que, todos los que hemos sido estudiantes sabemos de la importancia de compartir una charla y un café con un compañero de clase, sobre todo cuando estás con los ánimos un poco bajos.

Sin duda, no disponer de este contacto es una desventaja, aunque también hay que decir que los centros que imparten cursos online se han puesto las pilas, y cada vez es más común ver formación online donde existen herramientas que permiten una mayor interacción con profesores y otros alumnos, creando una comunidad alrededor del curso. ¿Es equiparable a las relaciones que se establecen en un curso presencial? Seguramente no vas a tener la misma relación con tus compañeros que con alguien con el que compartes escritorio durante todo un año, pero para alguien que estudia desde casa, puede suponer la diferencia entre sentirse solo o formar parte de una comunidad de personas que tienen unos intereses y objetivos similares.

3. Necesitas disponer de medios tecnológicos

Si quieres estudiar online vas a necesitar algunos medios tecnológicos. Deberás disponer al menos de un ordenador o tablet, conexión a internet y ciertos conocimientos o habilidades informáticas.

No vas a tener que tener que ser un experto informático para poder estudiar un curso online, ya que las plataformas donde imparten los cursos online suelen ser sencillas y amigables, pero es indispensable que tengas una pequeña base de conocimientos informáticos antes de iniciar un curso online.

4. No toda la formación que se ofrece es de calidad

La oferta de formación online es casi infinita, lo cual está genial. Pero en ese mar de cursos online existen empresas que ofrecen cursos de calidad y otras empresas de dudosa reputación que quieren aprovechar el tirón de la formación online y ofertan cursos que no cumplen con los mínimos estándares de calidad. Al fin y al cabo, es lo mismo que pasa con la formación presencial.

El problema es que la existencia de estos cursos, que aportan muy poco, hacen un flaco favor al resto de empresas que se esfuerzan por hacer las cosas bien. Al final, el resultado de un curso de mala calidad es un montón de alumnos descontentos, que se sienten estafados y que no vuelven a contemplar la posibilidad de hacer un curso online por culpa de una mala experiencia.

Para terminar estudiando un curso online de calidad te recomendamos que siempre te informes antes sobre el centro que imparte la formación, que veas lo que se comenta en foros, que hagas todas las preguntas que consideres necesarias al centro y que te informes bien antes de comprometerte con el centro formativo. Echa un vistazo a las reseñas, redes sociales, etc. Afortunadamente hay muchos y muy buenos centros de formación online con una reputación intachable, los cuales siempre estarán dispuestos a aclarar cualquier duda que pueda surgirte sobre cualquier formación que ofrezcan.

En resumidas cuentas, al igual que sucede con la formación presencial, la formación online tiene sus ventajas e inconvenientes, pero es un tipo de formación que cada día cuenta con más adeptos. ¿Los motivos? Es flexible, personalizada, te permite compatibilizar tu formación con tu vida habitual y es más económica que la mayoría de opciones formativas de las mismas características.

La realidad de la formación online es que da la posibilidad de estudiar a muchas personas para las que, de otra manera, nunca les sería posible acceder a esa formación. Puede que quieras realizar una carrera universitaria pero no puedes desplazarte o hacer frente a los gastos que conlleva. Tal vez, tienes trabajo e hijos, no dispones de mucho tiempo pero necesitas seguir formándote para poder tener un trabajo de calidad o, quizá, vivas en un medio rural y es impensable el desplazarte para ir a la universidad a diario. No importa cuál sea el motivo que te lleve a elegir estudiar online, lo importante es que te facilitará la posibilidad de cumplir tus sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *